Lista y comentarios de los reyes aqueménidas

Artículo

Joshua J. Mark
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 05 marzo 2020
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, persa, francés

El Imperio aqueménida (c. 550-330 a.C.) fue la primera gran entidad política persa en Asia occidental y central que comprendía, en su apogeo, desde Asia Menor hasta el valle del Indo y Mesopotamia, pasando por Egipto. Fue fundado por Ciro II (el Grande, quien reinó de c. 550 a 530 a.C.), cuya visión de un vasto imperio persa que lo abarcara todo fue, más o menos, mantenida por sus sucesores.

Los persas llegaron a la región del actual Irán como parte de un grupo migratorio de arios (que significa "noble" o "libre" y hace referencia a una clase de personas, no a una raza). Los arios, compuestos por muchas tribus como los alanos, los bactrianos, los medos, los partos y los persas, entre otros, se asentaron en la zona que pasó a llamarse Ariana (Irán), "la tierra de los arios". La tribu que acabó conociéndose como los persas se asentó en Persis (la actual Fars), lo que les dio su nombre.

Eliminar publicidad

Advertisement

Achaemenid Royal Tombs
Tumbas reales aqueménidas
Carole Raddato (CC BY-SA)

Ciro II derrotó a medos, lidios, elamitas y babilonios para fundar su imperio que, una vez consolidado, fue ampliado por sus sucesores. El imperio alcanzó su máximo esplendor bajo el mandato de Darío I (el Grande) quien reinó del 522 al 486 a.C. y lanzó la primera invasión persa de Grecia, derrotada en la batalla de Maratón en el año 490 a.C. Esto supuso un revés para los persas, pero no disminuyó el reinado de Darío I.

Muchos estudiosos datan el reinado de Jerjes como el inicio del declive del imperio.

Su hijo y sucesor, Jerjes I (que reinó del 486 al 465 a.C.), levantó un gran ejército y lo dirigió en la segunda invasión persa de Grecia, también derrotada en 479 a.C. Esta derrota afectó al imperio porque Jerjes I simplemente no era el tipo de rey que había sido su padre, agotó el tesoro para su campaña y pasó el resto de su reinado abatido por su fracaso. Su interés por los asuntos de Estado se evaporó después y se preocupó más por su harén y sus proyectos de construcción. Muchos estudiosos datan su reinado como el inicio del declive del imperio.

Eliminar publicidad

Advertisement

El poder persa fue renovado por Artajerjes I, que reinó de 465 a 424 a.C. y que contribuyó a desestabilizar Grecia financiando a Esparta en la Primera Guerra del Peloponeso (460-446 a.C.), política que continuó bajo Darío II (que reinó del 424 al 404 a.C.) en la Segunda Guerra del Peloponeso (431-404 a.C.). El reinado de Artajerjes II (404-358 a.C.) estuvo marcado por las revueltas generalizadas que aumentaron bajo sus sucesores, especialmente en Egipto, y el imperio había perdido gran parte de su cohesión original en la época de Darío III (quien reinó del 336 al 330 a.C.), que fue derrotado por Alejandro Magno, marcando el fin del Imperio aqueménida.

Los primeros reyes aqueménidas podían ser o no adeptos al zoroastrismo, pero esa religión informaría la cultura persa y sería preservada por los imperios que la sucedieron. El último de ellos, el Imperio sasánida, sería el que más desarrollaría las mejores innovaciones de los reyes entre Ciro II y Artajerjes I y conservaría así su legado.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Monarcas desde Ciro II hasta Artajerjes I (c. 550-424 a.C.)

Ciro II (el Grande, reinó del c. 550 al 530 a.C.) era hijo de Cambises I de Persia (quien reinó del 580 al 559 a.C.) y nieto de Astiages de Media (quien reinó del 585 al 550 a.C.). Los medos se habían unido bajo un jefe en el siglo VIII a.C. y, bajo su rey Ciáxares (que reinó del 625 al 585 a.C.), habían ampliado su control en la región hasta formar un imperio. Fueron derrocados por Cambises I y Ciro II aprovechó entonces su linaje de persas y medos para presentarse como un hombre de ambos pueblos, los unió bajo su gobierno, y emprendió nuevas guerras de conquista para fundar el Imperio aqueménida. Entre sus muchos logros se encuentran las innovaciones en las técnicas agrícolas, la reorganización del ejército y un gobierno persa que garantizaba a su pueblo de diversas nacionalidades y religiones la libertad de culto y de continuar con sus tradiciones culturales como siempre lo habían hecho. Se lo menciona favorablemente en la Biblia y en la tradición judía por haber liberado al pueblo judío del cautiverio de Babilonia y por haber asignado fondos para ayudarles a reconstruir su templo en Jerusalén. En el momento de su muerte, en el año 530 a.C., el imperio era la entidad política más poderosa de la región.

The Cyrus Cylinder
Cilindro de Ciro
Osama Shukir Muhammed Amin (Copyright)

Cambises II (reinó del 530 al 522 a.C.) fue el hijo y heredero de Ciro II, continuó con su política y la expansión del imperio. En el año 525 a.C. invadió Egipto y, consciente del amor de los egipcios por los animales (especialmente el gato) y su veneración por la diosa gatuna Bastet, hizo que sus soldados pintaran estas imágenes en sus escudos y, además, condujo a varios animales al frente de su ejército en el ataque a la ciudad de Pelusium. Los egipcios se rindieron antes de arriesgarse a dañar a los animales y el país cayó en manos de los persas. El historiador Heródoto presenta a Cambises II con dureza como "el rey loco" que destruyó los templos y perturbó la cultura egipcia, pero hay pocas pruebas que apoyen esa conclusión. Parece más probable, ya que era un gran admirador de la cultura egipcia, que tratara bien al pueblo tras la conquista. Cuando le llegó la noticia de que su hermano se había hecho con el poder, se preparó para volver y recuperar su trono, pero fue asesinado por una herida autoinfligida accidentalmente.

Eliminar publicidad

Advertisement

Esmerdis/Gaumata (reinó en el 522 a.C.) era el hijo menor de Ciro II, que pudo o no intentar arrebatar el poder a Cambises II. La tradición persa posterior (establecida por Darío I) sostenía que Cambises II asesinó a Esmerdis antes de la campaña egipcia y que el trono fue ocupado entonces por el usurpador y magi (sacerdote) medo Gaumata, que se hizo pasar por Esmerdis y reclamó su legitimidad. Darío I, un primo lejano, mató a Gaumata y ocupó el trono. Aunque esta es la historia oficial, podría ser que Esmerdis fuera el legítimo heredero al trono que fue asesinado por Darío I, y la historia se creó entonces para justificar la acción de Darío I contra un rey en activo.

Una vez establecido el orden, Darío se concentró en mejorar y expandir el imperio.

Darío I (el Grande, reinó del 522 al 486 a.C.) comenzó su reinado aplastando rebeliones pero, una vez establecido el orden, se concentró en mejorar y expandir el imperio. Instituyó una red de carreteras (incluida la famosa Vía Real), que incrementó el comercio al permitir un viaje más fácil y seguro a través del imperio, y un sistema postal. Reformó las leyes fiscales y creó la moneda conocida como darico, que sustituyó a la moneda local en las diferentes regiones y la estandarizó en todo el imperio. En el año 499 a.C., las colonias griegas jónicas de Asia Menor, bajo dominio persa, se rebelaron con el apoyo de Atenas y Eretria y, tras sofocar la rebelión, Darío I lanzó las Guerras Persas en el 492 a.C. para castigar a esas ciudades-estado. Eretria fue saqueada, pero el ejército de Darío I fue derrotado por los atenienses en la batalla de Maratón en el 490 a.C. y tuvo que retirarse. Darío I se preparaba para una segunda invasión cuando murió y le sucedió su hijo Jerjes I.

Jerjes I (reinó del 486 al 465 a.C.) era hijo de Darío I y de su esposa principal, Atossa, que era hija de Ciro el Grande. Aunque Darío I tenía un hijo mayor, que consideraba que debía sucederle, Jerjes I fue elegido por su vínculo con Ciro II. Jerjes I al principio parecía tener poco interés en continuar la política de su padre hacia Grecia, pero fue animado por Mardonio (su primo, cuñado y comandante en jefe del ejército) a lanzar una segunda invasión y terminar la obra de Darío I. Jerjes I reunió el mayor ejército jamás reunido y dirigió personalmente sus fuerzas en la invasión. Encontró resistencia en la batalla de las Termópilas en el 480 a.C., famosa por la última resistencia de los 300 espartanos, pero salió victorioso y marchó sobre Atenas, y la incendió. Su armada fue derrotada ese mismo año en la batalla de Salamina, y la fuerza invasora por tierra y mar fue derrotada al año siguiente en 479 a.C. en Platea y Mícala. Jerjes I había agotado el tesoro real en esta fallida campaña y continuó gastando en fastuosos proyectos de construcción una vez que regresó a casa. Parece que estaba planeando una tercera invasión hacia el 466 a.C., pero estos planes se detuvieron en la batalla del Eurimedón, en la que Cimón de Atenas (c. 510 - c. 450 a.C.) derrotó a los persas por mar y tierra en Asia Menor. Jerjes fue asesinado en el 465 a.C. por su consejero y jefe de su guardia personal, Artabano.

Eliminar publicidad

Advertisement

Xerxes I Relief
Relieve de Jerjes I
Jona Lendering (CC BY-SA)

Artajerjes I (reinó del 465 al 424 a.C.) era el hijo de Jerjes I y vengó su muerte ejecutando a Artabano. Comprendió que, en función de los precedentes, el conflicto abierto con Grecia no favorecía a los persas. Acogió en su corte al general ateniense Temístocles (c. 524-c. 460 a.C.), después de haber sido exiliado en el ostracismo y haber huido de Grecia, con la promesa de que Temístocles le ayudaría en la estrategia militar contra los griegos, pero Temístocles murió antes de que esto pudiera ocurrir. Artajerjes I se dedicó entonces a cortejar tanto a Atenas como a Esparta con grandes sumas de oro persa, financiando en secreto el desarrollo militar de Esparta y permitiendo que aumentara la tensión entre las dos ciudades. Aunque no causó personalmente las posteriores Guerras del Peloponeso (460-446 y 431-404 a.C.), su programa sin duda contribuyó a ellas. Se ocupó de un importante levantamiento en Egipto y de la revuelta de uno de sus generales de mayor confianza, Megabizo (m. c. 440 a.C.), pero se lo recuerda sobre todo por la Paz de Calias (c. 449 a.C.), que puso fin a las hostilidades greco-persas durante su reinado, y por su descripción favorable en los libros bíblicos de Esdras y Nehemías.

Monarcas desde Jerjes II-Artajerjes III (424-338 a.C.)

Jerjes II (reinó en 424 a.C.) era el hijo y heredero legítimo de Artajerjes I de su esposa principal Damaspia. Gobernó durante poco más de un mes cuando fue asesinado por su hermanastro Sogdiano, hijo de una de las concubinas de Artajerjes I.

Sogdiano (reinó en 424 a.C.) contaba con el apoyo de varios nobles influyentes y gobernó durante seis meses antes de ser asesinado por su hermanastro Nochus (también dado como Ochus), que asumió el trono con el nombre de Darío II.

Eliminar publicidad

Advertisement

Darío II ayudó a Esparta en la Segunda Guerra del Peloponeso contra Atenas, lo que provocó la derrota de esta última.

Darío II (reinó del 424 al 404 a.C.) comenzó su reinado aplastando revueltas y luego ayudó a Esparta en la Segunda Guerra del Peloponeso contra Atenas, lo que condujo a la derrota de esta última. También tuvo que hacer frente a la revuelta de Amirteo en Egipto, que expulsó a los persas del Bajo Egipto. Estaba casado con su hermanastra Parisátide, que era el verdadero poder detrás del trono y seguiría ejerciendo un poder considerable después de que Darío II cayera enfermo y muriera en el 404 a.C. Nombró a Artajerjes II como su sucesor, pero Parisátide favoreció a su otro hijo, Ciro el Joven, y más tarde alentaría su revuelta.

Artajerjes II (reinó del 404 al 358 a.C.) subió al trono en el 404 a.C. y poco después tuvo que sofocar la revuelta de su hermano Ciro el Joven, apoyado por Parisátide. La revuelta y sus consecuencias fueron relatadas por Jenofonte (430 - c. 354 a.C.) en su Anábasis, ya que Jenofonte era uno de los comandantes de la fuerza mercenaria griega empleada por Ciro el Joven. La revuelta fue aplastada en el año 401 a.C., y poco después Artajerjes II se vio envuelto en una guerra con Esparta (396-387 a.C.) que animó a los atenienses a rebelarse. Luego perdió Egipto hacia el 373 a.C. y también fracasó en su mediación en la guerra tebano-espartana del 368-366 a.C. Su reinado es recordado como conflictivo, especialmente por la revuelta de los sátrapas, pero revigorizó el culto a Anahita y puede haber contribuido al establecimiento de su culto. Autorizó muchos proyectos de construcción, incluyendo nuevos templos y la restauración de estructuras más antiguas.

Artajerjes III (reinó del 358 al 338 a.C.) era el hijo y heredero de Artajerjes II, quien casi instantáneamente ordenó la muerte de su hermano y otros miembros de la familia al asumir el trono. En un esfuerzo por consolidar el ejército, ordenó la disolución de las unidades de mercenarios griegos, lo que provocó una revuelta de las satrapías que dependían de los griegos para su defensa. Artajerjes III aplastó sin piedad esta rebelión y luego trató de retomar el territorio perdido en Egipto, primero fue derrotado y luego salió victorioso hacia el 342 a.C. Sin embargo, su obsesión por someter a Egipto le hizo descuidar los acontecimientos en Grecia, y parece que ignoraba por completo la acumulación de poderío militar de Filipo II de Macedonia (que reinó del 350 al 336 a.C.). Artajerjes III, al igual que sus predecesores, se centró únicamente en Atenas y Esparta como amenazas para su imperio, por lo que nunca vio a los macedonios como un problema. Fue envenenado por su consejero Bagoas (lo más probable) o murió por causas naturales, según el relato que se acepte. En cualquier caso, Bagoas colocó a Artajerjes IV en el trono.

Artaxerxes III
Artajerjes III
Classical Numismatic Group Inc. (CC BY-SA)

Monarcas desde Artajerjes IV hasta Artajerjes V (338-329 a.C.)

Artajerjes IV (reinó del 338 al 336 a.C.) era hijo de Artajerjes III y su esposa principal Atossa. Los griegos lo conocen como Arses, que probablemente era su nombre real antes de tomar el nombre de Artajerjes IV. Bajo su reinado, Filipo II de Macedonia inició sus intentos de conquista de Persia en el 336 a.C. Fue envenenado, junto con su familia, por Bagoas que luego colocó a su primo (de Bagoas) Artaxata en el trono que tomó el nombre de trono Darío III.

Darío III (reinó del 336 al 330 a.C.) nació como Artaxata, nieto de Artajerjes II por su hija Sisigambis, y se le dio la satrapía de Armenia, aparentemente, solo porque era de la familia real. No tenía ninguna formación para gobernar un imperio y, aparentemente, ningún deseo de hacerlo, pero fue instalado en el trono por Bagoas, que pensaba gobernar a través de él. Cuando Bagoas se dio cuenta de que no podía controlar a Darío III, intentó envenenar al rey, pero se vio obligado a beber el veneno él mismo. El gobierno de Darío III fue polémico desde el principio porque la inesperada muerte de Artajerjes IV había animado a varias regiones a rebelarse y Darío III no tenía idea de cómo manejar la situación. Sin embargo, estos problemas palidecieron frente a la invasión de su imperio por parte del ejército macedonio al mando de Alejandro Magno en el 334 a.C., que llegó para completar lo que su padre había empezado y vengar las invasiones de Grecia del 490 y 480 a.C. Darío III fue derrotado en todos los enfrentamientos con Alejandro, huyendo del campo en la batalla de Issus en el 333 a.C. y dejando atrás a su familia, de la que se hizo cargo Alejandro. Fue completamente derrotado en la Batalla de Gaugamela en el 331 a.C., donde de nuevo huyó del campo, y más tarde fue asesinado por su pariente, y sátrapa de Bactriana, Bessus.

The Alexander Mosaic
El mosaico de Alejandro
Carole Raddato (CC BY-SA)

Artajerjes V (reinó del 330 al 329 a.C.) fue el efímero nombre en el trono de Bessus, sátrapa de Bactriana, que asesinó a Darío III y se proclamó rey. Alejandro Magno encontró a Darío III muerto o moribundo (los relatos originales varían al respecto) en un carro donde Bessus lo había dejado y le dio una sepultura adecuada con todos los honores. Después, Alejandro hizo ejecutar a Bessus y tomó para sí el honor del título de Shahanshah, el rey de reyes del Imperio aqueménida.

Conclusión

Aunque el Imperio aqueménida ya no era lo que había sido bajo Darío I, seguía intacto cuando Alejandro lo conquistó. Intentó una síntesis de las culturas griega y persa casando a sus soldados con mujeres persas, elevando a los oficiales persas a un alto rango en su ejército y comportándose como un rey persa. El ejército griego/macedonio no apreció sus esfuerzos y, tras su muerte en el 323 a.C., abandonó su visión. Como no había nombrado a ningún sucesor claro en el momento de su muerte, sus generales entraron en guerra entre sí para reclamar la supremacía.

Estas guerras (conocidas como las Guerras de los Diadocos, 322-275 a.C.), dieron lugar, en parte, al surgimiento del Imperio seléucida (312-63 a.C.) bajo el mando del general de Alejandro, Seleuco I Nicator (que reinó del 305 al 281 a.C.). El imperio seléucida ocupó aproximadamente las mismas regiones que el aqueménida y, aunque alcanzó una posición de fuerza, fue perdiendo territorio, primero a manos de los partos y después de Roma. A los seléucidas les sucedió el Imperio parto (247 a.C.- 224 d.C.), que cayó ante el Imperio sasánida (224-651 d.C.). Los sasánidas revivieron los mejores aspectos del Imperio aqueménida y se convertirían en la mayor expresión de la cultura persa en el mundo antiguo.

El Imperio sasánida conservó la cultura de los aqueménidas e, incluso después de su caída ante los árabes musulmanes invasores, esta cultura perduraría y se extendería por todo el mundo antiguo. Muchos aspectos de la vida actual, desde los aparentemente mundanos de las fiestas de cumpleaños, los postres y la hora del té hasta los más sublimes del monoteísmo, las matemáticas y aspectos del arte y la arquitectura, fueron desarrollados por los sasánidas siguiendo el modelo del Imperio aqueménida.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark ha vivido en Grecia y Alemania; también ha viajado por Egipto. Ha sido profesor universitario de historia, escritura, literatura y filosofía.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2020, marzo 05). Lista y comentarios de los reyes aqueménidas [Achaemenid Kings List & Commentary]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1518/lista-y-comentarios-de-los-reyes-aquemenidas/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Lista y comentarios de los reyes aqueménidas." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación marzo 05, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/2-1518/lista-y-comentarios-de-los-reyes-aquemenidas/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Lista y comentarios de los reyes aqueménidas." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 05 mar 2020. Web. 14 ago 2022.

Afiliación