Julio César

Recaudación de fondos para las traducciones

Para que los estudiantes de todo el mundo puedan aprender historia de manera gratuita, tenemos que brindar contenido en diferentes idiomas. Haz una donación ahora y ayúdanos a traducir para que podamos tener un impacto global de verdad. ¡Te lo agradecemos!
$915 / $3000

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Martin Guzman
Publicado el 28 abril 2011
X

Texto original en inglés: Julius Caesar

Bust of Julius Caesar (by Tataryn77, CC BY-SA)
Busto de Julio César
Tataryn77 (CC BY-SA)

Cayo Julio César nació el 12 de julio del 100 AEC (aunque algunos citan el 102 como su año de nacimiento). Su padre, también Cayo Julio César, fue un pretor que gobernó la provincia de Asia, y su madre, Aurelia Cota, quien era noble de nacimiento. Ambos se alinearon a la ideología populare de Roma que favorecía la democratización del gobierno y más derechos para las clases bajas, como opuesto a la facción optimate que reclamaba la superioridad de la nobleza y los valores tradicionales romanos que favorecían a las clases superiores. Debería ser entendido que los optimates y populares no eran partidos políticos en conflicto entre ellos, sino ideologías políticas que muchas personas cambiaban entre ellas, sin importas la clase en la sociedad. El concepto de pedir apoyo a la gente, en lugar solicitar aprobación del Senado romano o de los otros patricios, funcionaría bien para César más tarde en su vida

Juventud y Servicio Militar

Cuando tenía 16 años, su padre murió y César se convirtió en la cabeza de la familia. Decidiendo que perteneciendo al sacerdocio traería el mayor beneficio a su familia, logró ser nominado como el nuevo flamen Dialis (sacerdote supremo de Júpiter). Como el sacerdote no solo tenía que ser patricio, pero también casado con una patricia, César rompió su compromiso con una mujer plebeya y se casó con una patricia, Cornelia, hija de un miembro influyente y de alto perfil de los populares, Lucio Cornelio Cina. Cuando el gobernante romano Sila se autoproclamó dictador, este inició una purga sistemática de sus enemigos y, particularmente, de aquellos que mantuvieran la ideología populare. César fue atacado y huyó de Roma, pero su sentencia fue revocada a través de la intercesión de la familia de su madre. Aun así, se le fue retirado de su posición como sacerdote y la dote de su esposa fue confiscada. Sin medios para mantenerse a sí mismo y a su familia, César se unió al ejército.

Eliminar publicidad

Advertisement

César probó ser un soldado efectivo, incluso siendo premiado con la corona cívica por salvar una vida en la batalla, y fue promovido al personal del legado militar en Bitinia, para asegurar una flota de barcos. En este, igual que en el tiempo de soldado, César fue exitoso y, cuando Sila murió, decidió regresar a Roma y probar su fortuna como orador (un abogado actual). En este, también, demostró ser un éxito y se convirtió en un orador elocuente bastante conocido.

se dice que cuando los piratas le comentaron que sería rescatado por veinte talentos, César reclamó que valía al menos cincuenta.

En el 75 AEC, mientras navegaba a Grecia, César fue secuestrado por piratas y retenido para el pago de un rescate. Concordando con la alta opinión que tenía de sí mismo, se dice que cuando los piratas le comentaron que sería rescatado por veinte talentos, César reclamó que valía al menos cincuenta. Mientras estuvo captivo por ellos, César fue tratado bien y mantuvo constantemente una relación amistosa con los piratas. Se dice que César repetidamente les comentó a ellos que, al momento de su liberación, los cazaría y los haría crucificar por la ofensa a su familia y su dignidad personal, amenaza la cual los piratas la tomaron como broma. Sin embargo, al ser liberado, César cumplió esa amenaza. No obstante, hizo que les cortaran el cuello a los piratas en una muestra de indulgencia debido al buen trato hacia él durante el cautiverio. Esta determinación de César, de hacer exactamente lo que dice que haría, se convirtió en una de sus características definitorias a lo largo de su vida.

Eliminar publicidad

Advertisement

El Primer Triunvirato

De vuelta en Roma, César fue elegido como tribuno militar y, su esposa Cornelia habiendo muerto, se casó con Pompeya, una rica nieta optimate del dictador Sila. Subiendo ahora en prominencia en Roma, César tuvo suficiente prestigio para apoyar efectivamente a Cneo Pompeyo (conocido después como Pompeyo Magno) para general. Durante este tiempo, también se hizo amigo con el hombre más rico en Roma, Marco Licinio Craso. Craso, se piensa, ayudó a financiar la apuesta de César en la elección para el puesto de Pontifex Maximus (pontífice máximo) la cual ganó en el 63 AECEn el 62, fue electo pretor, se divorció de Pompeya después de un escándalo en la que ella estuvo implicada con otro hombre, y zarpó hacia España en el 61 como propretor (gobernador) de Hispania.

Posthumous bust of Caesar
Busto póstumo de César
Carole Raddato (CC BY-SA)

En España, César derrotó a las rivales tribus guerreras, trajo estabilidad a la región, y se ganó la lealtad personal de sus tropas a través de su habilidad en el campo de batalla. Fue premiado con un consulado por el Senado. De regreso a Roma con altos honores, César entró en un acuerdo político/de negocios con Pompeyo y Craso, en el año 60 AEC, apodada el Primer Triunvirato por eruditos e historiadores modernos (aunque ninguno en la Roma antigua usó ese término). César se casó con Calpurnia, la hija de un poderoso y rico senador populare, y casó a su hija Julia con Pompeyo para consolidar aún más su acuerdo. Así, los tres hombres efectivamente gobernaron juntos a Roma, César como cónsul, impulsando medidas favorecidas por Pompeyo y Craso en el Senado. César propuso una legislación para reformar el gobierno, oponiéndose al sentimiento optimate, y una redistribución de la tierra a los pobres, ambos objetivos populares de largo tiempo. Sus iniciativas fueron apoyadas por la riqueza de Craso y los soldados de Pompeyo, alineando así al Primer Triunvirato a la facción populare. Mientras César fuera un servidor público estaba a salvo de ser procesado por sus enemigos optimates debido a sus indiscreciones legales pero, cuando su consulado terminara, estaba seguro de ser procesado. Aún más, César estaba profundamente endeudado, tanto financiera como políticamente, con Craso, y necesitaba incrementar tanto su prestigio como su dinero.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

La Conquista de la Galia

Reconociendo la riqueza a ganar a través de la conquista, César salió de Roma con sus legiones y se dirigió a la Galia en el año 58 AEC. Derrotó a las tribus ahí así como lo había hecho en España, y aseguró las fronteras de las provincias. Cuando las tribus germánicas parecían amenazar con invadir, César construyó un puente sobre el río Rin, marchó con sus legiones como una demostración de fuerza, retrocedió y desmanteló el puente. Los germanos entendieron el mensaje y nunca invadieron. Además, César derrotó a las tribus del norte e invadió dos veces Britania (la primera incursión de Roma en las islas británicas). En la Batalla de Alesia, en el 52 AEC, César derrotó al líder galo Vercingétorix y completó la conquista de la Galia. Ahora era efectivamente el soberano de la provincia de Galia con toda la riqueza acompañante a su disposición.

De vuelta en Roma, sin embargo, el Primer Triunvirato se había desintegrado. Craso fue muerto en la batalla contra los partos en el 54 AEC y, ese mismo año, Julia murió en el parto. Sin la hija de César y su patrocinador político y financiero atándolo a Pompeyo, este último se alineó con la facción optimate en Roma que había favorecido durante mucho tiempo. Pompeyo era ahora el único poder militar y político en Roma e hizo al Senado declarar la gubernatura de César en Galia terminada y, aún más, le ordenó regresar a Roma como un ciudadano privado. Esto significaría que César podría ser procesado por sus acciones cuando era cónsul.

Eliminar publicidad

Advertisement

Caesar's Campaign against the Belgae
Campaña del César contra el Belgae
US Military Academy (Public Domain)

Cruzando el Rubicón y Cleopatra

En lugar de regresar a Roma como se había ordenado, César cruzó el río Rubicón con sus legiones y marchó sobre la ciudad en el 49 AEC. Esto fue considerado un acto de guerra ya que el Rubicón era la frontera entre la provincia de Galia y Roma. Pompeyo, en lugar de enfrentar las legiones de César en batalla, huyó a España y luego a Grecia donde fue derrotado por la fuerza más pequeña de César en la Batalla de Farsalia en el 48 AEC. Pompeyo escapó de la batalla y se dirigió a Egipto donde esperaba encontrar amigos de su tiempo allí. Sin embargo, las noticias de la gran victoria de César llegaron antes que él y los egipcios, creyendo que los dioses favorecían a César en lugar de Pompeyo, asesinaron a Pompeyo al pisar la costa.

César, al llegar a Egipto en persecución de Pompeyo, clamó indignación sobre la muerte de Pompeyo, proclamó ley marcial, y tomó control del palacio real. De acuerdo al historiador Durante, después mandó buscar secretamente a Cleopatra VII, co-regente con Ptolomeo XIII quien había sido depuesta y estaba en exilio, quien se había pasado de contrabando a través de las líneas enemigas enrollada en una alfombra (de acuerdo a otras fuentes, Cleopatra tomó la iniciativa, reconociendo en César su única esperanza en recuperar el trono). César depuso al co-regente, Ptolomeo XIII, y se alió con Cleopatra, iniciando una guerra entre las legiones de César y el ejército egipcio. Sitiado en el palacio por los egipcios bajo Aquilas, César y Cleopatra resistieron por seis meses hasta que los refuerzos llegaron en marzo del 47 AEC y el ejército egipcio fue derrotado.

César y Cleopatra parecían haberse convertido en amantes poco después de esa reunión, puede incluso que esa misma noche, y permaneció con ella en Egipto por nueve meses. El historiador Suetonio escribe, él "frecuentemente realizaba banquetes con Cleopatra hasta el amanecer y habría atravesado Egipto con ella en su barcaza real casi hasta Etiopía si sus soldados no hubieran amenazado con amotinarse". En el 47 AEC, Cleopatra dio a luz a un hijo, Ptolomeo César (conocido como Cesarión) y lo proclamó como su heredero y sucesor al trono.

Eliminar publicidad

Advertisement

En este tiempo, Farnaces, hijo de Mitrídates, fomentó una rebelión en el este y César se lanzó a aplastarla. Dejando a Cleopatra como gobernante en Egipto, César dirigió a sus legiones a través de Asia Menor, derrotando a las tribus y subyugando a los pueblos ahí, y después dirigió su atención a sus enemigos en Roma. En la Batalla de Tapso (cerca de la actual Túnez), las legiones de César derrotaron a las fuerzas de la facción optimate en el 46 AEC y, en julio de ese año, regresó a Roma victorioso.

Julius Caesar
Julio César
Georges Jansoone (CC BY-NC-SA)

Egipto y las Reformas Romanas

En Egipto, Cleopatra esperaba que César reconociera y legitimara a Cesarión como su hijo y heredero. César, sin embargo, nombró su sobrino-nieto, Cayo Octavio Turino (Octaviano), su heredero. Aun así, trajo a Cleopatra, su hijo y a su séquito, a Roma y los instaló cómodamente en una casa que visitaba frecuentemente, a pesar del hecho que aún seguía casado con Calpurnia. A pesar de que el Senado parecía indignado por esta indiscreción (ya que las leyes sobre la bigamia se aplicaban estrictamente), César recibió el título de Dictator Perpetuus (dictador vitalicio) en el 44 AEC. Contraria a la creencia popular, César nunca sostuvo el título de "emperador".

César inició varias reformas incluyendo una mayor redistribución de tierra entre los pobres, una reforma agraria para los veteranos que eliminaba la necesidad de desplazar a otros ciudadanos, así como reformas políticas que probaron ser impopulares en el Senado. Gobernó sin considerar al Senado, usualmente diciendo solamente cuales leyes él quería aprobadas y qué tan rápido, en un esfuerzo de consolidar e incrementar su propio poder personal. De igual manera, reformó el calendario, creó una fuerza policíaca, ordeno la reconstrucción de Cartago, y abolió el sistema tributario, entre otras muchas leyes (que varias de ellas eran objetivos populare de largo plazo). Su tiempo como dictador esta generalmente considerado como próspero para Roma pero los senadores, especialmente aquellos entre la facción optimate, temían que se estaba convirtiendo en demasiado poderoso y podría abolir pronto el senado por completo para gobernar como rey.

Eliminar publicidad

Advertisement

La Muerte de César y Consecuencias

En el 15 de marzo del 44 AEC, César fue asesinado por los senadores en el pórtico de la basílica de Pompeyo Magno. Entre los asesinos estaban Marco Junio Bruto, la segunda opción de César como heredero, y Cayo Casio Longino, entre otros (algunas fuentes antiguas citan hasta sesenta asesinos). César fue apuñalado 23 veces y murió en la base de la estatua de Pompeyo. Los asesinos, sin embargo, cometieron el error de descuidar el plan de lo que harían después de la muerte de César y, al hacerlo, permitieron por accidente a Marco Antonio, el primo y mano derecha de César, vivir. Marco Antonio cambió el curso de la opinión popular romana contra los conspiradores y, aliado con Octaviano, derrotaron a las fuerzas de Bruto y Casio en la Batalla de Filipos en el 42 AEC.

Marco Antonio se aliaría más tarde con Cleopatra VII de Egipto después de la victoria y, pensó Octaviano, presentaba una amenaza considerable a Roma. Con el tiempo, los antiguos aliados fueron a la guerra y se enfrentaron en una batalla final. Las fuerzas de Antonio y Cleopatra fueron derrotadas por Octaviano en la Batalla de Accio en el 31 AEC y se suicidaron un año más tarde. Tras sus muertes, Octaviano ordenó asesinar al hijo de Cleopatra, Cesarión. Después de consolidar su poder como el primer emperador de Roma, deificó a César y, como su heredero adoptivo, se autoproclamó el hijo de un dios y tomó el nombre de César Augusto. Al hacerlo, inició el fin de la República romana y el comienzo del Imperio romano.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Martin Guzman
Ingeniero en Tecnologías de la Información. Interesado, en temas históricos pero con preferencia a la historia militar. Busca compartir el interés de estos temas y hacerlo llegar a una mayor cantidad de personas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark vivió en Grecia y Alemania y viajó por Egipto. Ha enseñado historia, escritura, literatura y filosofía a nivel universitario.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2011, abril 28). Julio César [Julius Caesar]. (M. Guzman, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-95/julio-cesar/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Julio César." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. Última modificación abril 28, 2011. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-95/julio-cesar/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Julio César." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 28 abr 2011. Web. 27 nov 2021.

Afiliación