Corinto

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Gilda Macedo
Publicado el 02 septiembre 2009
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Croata
Temple of Apollo, Corinth (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Templo de Apolo, Corinto
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Corinto fue una ciudad griega, helenística y romana situada en el istmo que une la Grecia continental con el Peloponeso. Rodeada de fértiles llanuras y dotada de manantiales naturales, la antigua Corinto era un centro de comercio, tenía una flota naval que participó en varias guerras griegas.

En la época romana, Corinto fue una importante colonia y, durante más de un milenio, rara vez dejó de ser el centro de atención. El apóstol Pablo visitó la ciudad en el año 51 d. C. Hoy en día, la antigua ciudad está en ruinas, pero aún se conserva un impresionante templo dedicado a Apolo.

Eliminar publicidad

Advertisement

Corinto en la mitología

Al no ser un importante centro Micénico, Corinto carece de la herencia mitológica de otras ciudades-estado griegas. Sin embargo, se cree que el fundador mítico de la ciudad fue el rey Sísifo, famoso por su castigo en el Hades, donde se le obligó a hacer rodar eternamente una gran roca por una colina. A Sísifo le sucedieron su hijo Glauco y su nieto Belerofonte, cuyo caballo alado Pegaso se convirtió en símbolo de la ciudad y en un elemento de las monedas corintias. Corinto es también el escenario de otros episodios de la mitología griega, como la caza del jabalí por parte de Teseo, el establecimiento de Jasón con Medea tras sus aventuras en busca del vellocino de oro, y el mito de Arión (el talentoso jugador de kithara de la vida real y residente en Corinto) que fue rescatado por delfines tras ser secuestrado por piratas.

Panorama histórico

Habitada por primera vez en el Neolítico (c. 5000 a. C.), el lugar se pobló más a partir del siglo X a. C. Los fundadores históricos de la ciudad fueron los descendientes aristocráticos del rey Baco, los Bacchiadae, hacia el año 750 a. C. Éstos sustituyeron a la larga línea de reyes que se remontaba en el tiempo antes de los registros históricos. Los Bacchiadae gobernaron como un cuerpo de 200 hasta que en el año 657 a. C. el tirano popular Cipselo se hizo con el control de la ciudad, para ser sucedido por su hijo Periandro (que reinó de c. 627 a 587 a. C.). Cipselo financió la construcción de un tesoro en Delfos y fundó colonias que incluían Ambracia, Anactorium y Leucas, y que se sumaron a las colonias corintias existentes de Córcira (Corfú) y Siracusa en Sicilia, que habían sido fundadas en el 734 a. C. (fecha tradicional).

Eliminar publicidad

Advertisement

Corinthian Vessel with Protome
Vaso corintio con prótome
Mary Harrsch (Photographed at the Getty Villa, Malibu) (CC BY-NC-SA)

A partir del siglo VIII a. C., la alta calidad de la cerámica corintia hizo que se exportara a toda Grecia. De hecho, la cerámica corintia, con su innovadora decoración de figuras, dominaría el mercado de la cerámica griega hasta el siglo VI a. C., cuando la cerámica ática de figuras negras tomó el relevo como estilo dominante. Otras exportaciones importantes eran las piedras y las piezas de bronce de Corinto. Corinto también se convirtió en el centro del comercio a través de los dilokos. Se trataba de una vía de piedra con ranuras talladas para los carros de ruedas que ofrecía un atajo terrestre entre los puertos de Lechaion, en el Golfo Corintio, y Kenchreai, en el Golfo Sarónico, y que probablemente data del reinado de Periandro. En la Guerra del Peloponeso, el diolkos se utilizó incluso para transportar trirremes de un mar a otro, y se siguió utilizando hasta el siglo IX d. C. Aunque la idea de un canal a través del istmo se planteó por primera vez en el siglo VII a. C. y varios emperadores romanos, desde Julio César hasta Adriano, iniciaron estudios preliminares de viabilidad, fue Nerón quien realmente comenzó el proyecto en el año 67 a. C. Sin embargo, a la muerte del emperador, el proyecto se abandonó a los tres meses y no se reanudó hasta 1881.

Desde principios del siglo VI a. C., Corinto administraba los Juegos Panhelénicos en la cercana Istmia, que se celebraban cada dos años en primavera. Estos juegos se crearon en honor a Poseidón y eran especialmente famosos por sus carreras de caballos y carros.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Una oligarquía formada por un consejo de 80 personas se hizo con el poder en Corinto hacia el año 585 a. C. Preocupada por su rival local, Argos, desde el año 550 a. C. Corinto se convirtió en aliada de Esparta. Juntos lanzaron una expedición contra Polícrates de Samos alrededor del 525 a. C., pero finalmente no tuvo éxito. Sin embargo, durante el reinado de Cleomenes, la ciudad empezó a recelar del creciente poder de Esparta y se opuso a la intervención espartana en Atenas. Corinto también luchó en las guerras persas contra las fuerzas invasoras de Jerjes, que amenazaban la autonomía de toda Grecia.

Corinto sufrió mucho en la Primera Guerra del Peloponeso, de la que fue responsable tras atacar Megara. Los Corintios también contribuyeron a provocar la Segunda Guerra del Peloponeso, cuando sintieron que sus intereses regionales centrados en Corcyra se veían amenazados por Atenas en el año 433 a. C. Pero una vez más, los Corintios, principalmente como aliados navales de Esparta, tuvieron una guerra desastrosa. Sin embargo, defendieron con éxito su colonia de Siracusa cuando fue atacada por las fuerzas atenienses. Desilusionada por la reticencia de Esparta a destruir completamente Atenas tras su victoria en la guerra del 404 a. C. y preocupada por la expansión espartana en Grecia y Asia Menor, Corinto formó una alianza en el siglo IV con Argos, Beocia, Tebas y Atenas para luchar contra Esparta en las guerras corintias (395-386 a. C.). El conflicto se libró en gran parte en el mar y en territorio corintio y fue otro costoso esfuerzo para los ciudadanos de Corinto.

Eliminar publicidad

Advertisement

En el siglo I d. C., la ciudad volvió a florecer y se convirtió en un importante centro administrativo y comercial.

Un último conflicto, esta vez contra el invasor Filipo II de Macedonia, se perdió de nuevo en Queronea en el 338 a. C. Corinto se convirtió en la sede de la Liga Corintia, pero como consecuencia de este dudoso honor, se instaló una guarnición macedonia en la acrópolis de Acrocorinto para vigilar la ciudad. Una sucesión de reyes helenísticos tomó el control de la ciudad, desde Ptolomeo I hasta Arato en el año 243 a. C., cuando Corinto se unió a la Liga Aquea. Sin embargo, lo peor llegó cuando el comandante romano Lucio Mummio saqueó la ciudad en 146 a. C.

La ciudad volvió a tener un periodo más brillante cuando Julio César fundó su colonia en el lugar en el año 44 a. C. y organizó las tierras agrícolas en parcelas organizadas (centuriación) para distribuirlas entre los colonos romanos. En el siglo I d. C., la ciudad volvió a florecer y se convirtió en un importante centro administrativo y comercial. Además, tras la visita de San Pablo entre el 51 y el 52 d. C., Corinto se convirtió en el centro del cristianismo primitivo en Grecia. En una audiencia pública, el santo tuvo que defenderse de las acusaciones de los hebreos de la ciudad en torno a que su predicación socavaba la ley mosaica. El procónsul Lucio Julio Galio juzgó que Pablo no había infringido ninguna ley romana, por lo que se le permitió continuar con sus enseñanzas. A partir del siglo III d. C., la ciudad comenzó a decaer y las tribus germánicas de los hérulos y de Alarico atacaron la ciudad en 267 y 396 respectivamente.

Ruined Shop, Corinth Agora
Tienda en ruinas, ágora corintia
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

El yacimiento arqueológico

En la antigua Corinto existían cultos a Afrodita (protectora de la ciudad), Apolo, Deméter Tesmoforo, Hera, Poseidón y Helios y varios edificios a los héroes de culto, los fundadores de la ciudad. Además, había varias fuentes sagradas; la más famosa era Peirene. Desgraciadamente, la destrucción en el año 146 a. C. borró gran parte de este pasado religioso. En la Corinto romana, Afrodita, Poseidón y Deméter siguieron siendo adorados junto con los dioses romanos.

Eliminar publicidad

Advertisement

El yacimiento actual, excavado por primera vez en 1892 por el Servicio Arqueológico Griego, está dominado por el templo dórico períptero de Apolo (c. 550-530 a. C.), originalmente con 6 columnas en las fachadas y quince en los lados largos. Una característica particular del templo es el uso de columnas monolíticas en lugar de los tambores de columna más utilizados. En la actualidad quedan siete columnas en pie.

La mayoría de los demás edificios que se conservan datan del siglo I d. C. de la era romana e incluyen un gran foro, un templo a Octavia, termas, el Bema donde San Pablo se dirigió a los Corintios, el templo Asklepeion a Asclepio y un centro de fuentes de curación (incluido el monumental complejo de la fuente Peirine, del siglo II d. C.), una propilea, un teatro, un odeón, un gimnasio y estoas. También hay restos de tres basílicas.

Entre los hallazgos arqueológicos del yacimiento se encuentran numerosos mosaicos de gran calidad (sobre todo el mosaico de Dioniso), escultura griega y romana donde se incluye una cantidad impresionante de bustos de gobernantes romanos, y excelentes ejemplos de todos los estilos de cerámica griega, primera fuente de la fama de la ciudad en el mundo antiguo.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Gilda Macedo
Escritora freelance y traductora. Dra. en Humanidades.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2009, septiembre 02). Corinto [Corinth]. (G. Macedo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-218/corinto/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Corinto." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 02, 2009. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-218/corinto/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Corinto." Traducido por Gilda Macedo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 02 sep 2009. Web. 30 jun 2022.

Afiliación