Simon Forman

Definición

Anna Simms
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 14 septiembre 2021
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Simon Forman (by Unknown artist (after John Bulfinch), CC BY)
Simon Forman
Unknown artist (after John Bulfinch) (CC BY)

Simon Forman (1552-1611) fue un médico, astrólogo, mago y alquimista isabelino que vivió y trabajó tanto en Londres como en Wiltshire, Inglaterra. Tenía la peculiaridad de que, a pesar de no haber recibido una formación formal en medicina o astrología, y de haber sido multado y arrestado en repetidas ocasiones por ejercer, llegó a ser un médico competente y popular que atendía a pobres y ricos por igual.

Los registros de casos de Forman revelan detalles de sus miles de clientes, y su diario proporciona una visión inestimable de la época; entre otras cosas, es uno de los pocos relatos de primera mano sobre la asistencia a las obras de William Shakespeare y la experiencia de brotes de peste. Su reputación se vio empañada tras su muerte, y solo recientemente se han reconocido sus logros.

Eliminar publicidad

Advertisement

La astrología y la medicina en el siglo XVI

La astrología se consideraba un área importante de estudio científico objetivo e incluso formaba parte de la formación de los médicos.

En el siglo XVI, la astrología no se consideraba una superstición, sino un importante campo de estudio científico objetivo e incluso formaba parte de la formación de los médicos. La astrología y la medicina estaban inexplicablemente entrelazadas, y los almanaques astrológicos proporcionaban los días más beneficiosos para las operaciones, las sangrías y las purgas, e indicaban cómo cada órgano del cuerpo estaba vinculado a un signo astrológico.

Casi todas las cortes de Europa empleaban astrólogos, e Inglaterra no fue una excepción, ya que todos los monarcas Tudor recurrieron a ellos en alguna medida. Por ejemplo, John Dee, quizá el astrólogo más famoso de la época, estuvo al servicio de Eduardo VI de Inglaterra (que reinó de 1547 a 1553), y luego de sus sucesores María I de Inglaterra (que reinó de 1553 a 1558), e Isabel I de Inglaterra (que reinó de 1558 a 1603). Los aristócratas también tenían astrólogos profesionales a su servicio, y a menudo deseaban que se les hicieran natividades (cartas natales astrológicas) a sus hijos. Sin embargo, no todo el mundo podía permitirse los servicios de un astrólogo o médico altamente cualificado, y ahí es donde entraron en juego hombres como Simon Forman.

Eliminar publicidad

Advertisement

Juventud y pasión por el aprendizaje

Nacido en 1552 en Wiltshire, Inglaterra, Simon Forman desarrolló una temprana pasión por el aprendizaje que lo llevaría a buscar el conocimiento durante toda su vida. Cuando tenía ocho años, asistió a la escuela local y, aunque al principio le resultaba difícil deletrear, afirmaba que una paliza del profesor hizo que se esforzara más y se convirtiera en un mejor estudiante. Afirmaba que era el favorito de su padre, pero tenía una relación tensa con su madre, y cuando su padre murió, para angustia de Forman, lo sacó de la escuela (a los 11 años) y lo obligó a cuidar de las ovejas y arar los campos. Sin embargo, a la edad de 14 años, rompió con la monotonía del trabajo manual y se puso como aprendiz de Matthew Commin, un hombre con muchas ocupaciones, como manguero, comerciante de telas y vendedor de comestibles y medicamentos de botica.

Zodiac Man
Hombre del zodíaco
Petrus Slovacius (CC BY)

Forman llegó a un acuerdo inusual con Commin, según el cual, en lugar de estar obligado a ser aprendiz durante los siete años típicos, permanecería durante diez, con el acuerdo de que se le permitiría asistir a la escuela de gramática durante los tres primeros. Sin embargo, este acuerdo no parece haberse cumplido, y sus preciados libros fueron confiscados. Por suerte, un chico de la escuela de gramática local empezó a alojarse en su habitación y le transmitió al joven Forman los conocimientos que adquiría cada día. El aprendizaje terminó abruptamente en 1572, después de que un desacuerdo con la esposa de su maestro lo llevara a recibir un castigo físico injusto. A pesar de que ya tenía 20 años, volvió a la escuela.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Como era de esperar, dada su edad y sus antiguos resentimientos, su madre se negó a apoyarlo durante el regreso a la educación, y se vio obligado a trabajar para sobrevivir, por lo que fue maestro de escuela a cargo de 30 niños. Después de seis meses, con dos estudiantes de Oxford como benefactores, él y un amigo viajaron a Oxford y asistieron al Magdalen College como "pobres becarios". Sin embargo, esta aventura no supuso más que ser sirvientes de los dos jóvenes que eligieron cazar y socializar en lugar de estudiar. Con los sueños de Forman de continuar su educación frustrados una vez más, volvió a dar clases en su ciudad natal en 1574. En ese momento, había empezado a interesarse por la astrología, la medicina y la magia, y aunque deseaba desesperadamente, por encima de todas las cosas, ser un erudito, llegó a la conclusión de que ser astrólogo sería la siguiente mejor opción.

De practicante a recluso

Forman fue arrestado por ejercer sin licencia por orden de estcourt y estuvo preso durante más de un año.

En 1579, tras años de estudio pero sin formación, Forman comenzó a practicar la astrología y la medicina, desde que realizó una extracción de sangre a su primer paciente, John Waller. A partir de entonces, sus servicios se hicieron populares y poco a poco empezó a hacerse conocido y a generar ingresos. Desgraciadamente, esta popularidad empezó a atraer la atención de quien durante muchos años se convertiría en su gran opositor: Giles Estcourt, un abogado local y juez de paz. Estcourt ordenó el arresto de Forman por ejercer sin licencia y Forman estuvo preso durante más de un año. Durante este tiempo, le robaron todos sus queridos y caros libros, y tras salir de la cárcel, pobre y de vuelta en el punto de partida, decidió viajar a Londres.

Eliminar publicidad

Advertisement

Poco después de llegar a Londres, en 1580, aprovechó la oportunidad de viajar a los Países Bajos durante aproximadamente un mes, donde amplió sus conocimientos de astrología. Tras regresar a su hogar en Wiltshire, pasó un año curando a enfermos y cojos, y en una entrada del diario especialmente gráfica, recuerda haber tratado a un hombre que sufría de escrófula (una infección tuberculosa de los ganglios linfáticos del cuello, conocida en la época como el "mal del rey"), donde afirmó haber extraído 86 gusanos de 24 agujeros en el cuello del hombre.

Scrofula on the Neck of a Boy
Escrófula en el cuello de un niño
National Institutes of Health (Public Domain)

El año 1582 marcó un nuevo capítulo en su vida, ya que a los 29 años tuvo relaciones sexuales con una mujer por primera vez, y su diario, que comienza el año anterior, está plagado de detalles de frecuentes aventuras amorosas con varias mujeres, tanto casadas como solteras, clientes y conocidas.

Durante los cinco años siguientes, Forman continuó estudiando y practicando la astrología, la medicina y la magia, haciendo muchos amigos y enemigos por el camino. En 1587, fue encarcelado de nuevo por practicar la medicina de forma ilegal y perdió, una vez más, todos sus valiosos libros. Sin embargo, salió de la cárcel dispuesto a continuar sus estudios y, mientras la mayor parte del país estaba preocupada por la amenaza de una invasión española, en 1590 Forman amplió su formación mágica con la nigromancia, intentando invocar ángeles y espíritus.

Eliminar publicidad

Advertisement

Los últimos años del siglo XVI estuvieron llenos de acontecimientos que se creían signos del desagrado de Dios hacia la humanidad: la supernova de 1572, el gran cometa de 1577, un terremoto en 1580, el intento de invasión de la Armada española en 1588, la hambruna durante la década de 1590 y, finalmente, la peste que asoló Inglaterra en 1592-1593. Fue durante estos años de peste cuando Forman mejoró notablemente su reputación por curarse a sí mismo de la peste, mediante la punción y el vendaje de las llagas y bebiendo el "agua fuerte" que había destilado, y también por quedarse a tratar a otros cuando la mayoría de los médicos autorizados habían huido de la ciudad.

El Colegio de Médicos

Durante los cuatro años siguientes, Forman siguió atendiendo a los pacientes a pesar de que el Colegio de Médicos lo multó y encarceló repetidamente por ejercer sin licencia médica. Sin embargo, nunca permaneció mucho tiempo en la cárcel, y a estas alturas de su vida estaba en condiciones de aprovechar el sistema de sobornos monetarios que funcionaba en las prisiones, es decir, que los breves períodos que pasó en prisión no fueron las sentencias de muerte que otros padecieron. En 1597, estaba tan bien establecido con figuras importantes, como Robert Cecil (líder del Consejo Privado), que el último intento de arrestarlo fracasó.

Los siguientes años de su vida fueron increíblemente fructíferos. Tras años consultando a los astros para encontrar una buena pareja, finalmente se casó en 1599, con 47 años, con la joven de 17 años Jean Baker. Sin embargo, a pesar de este nuevo estatus, la vida de casado nunca le impidió mantener relaciones con otras mujeres. Hacia 1600, celebraba abiertamente la cantidad de dinero que ganaba, y escribió sobre 1601 como el año en que prosperó. Compró ropa, joyas y, para confirmar su posición, se hizo retratar.

Eliminar publicidad

Advertisement

Simon Forman
Simon Forman
Richard Godfrey (CC BY)

Siguió tratando todo tipo de enfermedades para jóvenes y mayores, como dolor de cabeza, dolor de estómago, fiebres, bultos cancerosos y problemas menstruales y de embarazo. Forman empezó a coleccionar muchos clientes ricos y poderosos, como George Talbot, el conde de Shrewsbury, yerno de Bess of Hardwick, una de las mujeres más ricas de Inglaterra. Sin embargo, la mayoría de sus clientes seguían siendo de clase baja, y con frecuencia trataba a los pobres de forma gratuita. Cuando el colegio de médicos le hizo una última citación, simplemente se negó a ir.

Aparte de sus habilidades médicas, sus servicios como astrólogo también seguían siendo demandados; por ejemplo, los clientes solían pedirle que identificara objetos robados, y las esposas de los marineros le pedían que les dijera si sus maridos iban a volver, y cuándo lo harían. La Inglaterra isabelina también estaba obsesionada con los tesoros enterrados, y recibía muchas peticiones para que utilizara sus dotes astrológicos para determinar si había alguna joya en los jardines o bajo las tablas del suelo.

Finales y comienzos

El año 1603 fue un año trascendental para Forman. Mientras que la mayoría lo recordaría como el año en que la reina Isabel I murió y dejó al rey Jacobo VI de Escocia para gobernar Inglaterra (de 1603 a 1625), Forman vio por fin realizado su sueño: después de 20 años de ejercer ilegalmente como médico, recibió una licencia de la Universidad de Cambridge, que ahora le permitía ejercer oficialmente, aunque esto no impidió que el colegio de médicos intentara convocarlo durante los cuatro años siguientes.

La peste también volvió en 1603, y como en la década anterior, Forman permaneció en su ciudad para tratar a las víctimas. Aunque superó la peste sin problemas, su hijo ilegítimo Joshua, de 18 años, que vivía con él desde que su madre murió dos años antes, sucumbió y murió rápidamente. Su esposa concibió y dio a luz a su primera hija en 1604, Dorothy, que murió a los seis meses. Sin embargo, en 1606 nació un hijo, Clemmonte, que creció fuerte y sano y parecía destinado a seguir los pasos de su inteligente padre, ya que Forman escribió con orgullo que ya leía a los cinco años.

17th-century Depiction of Plague Doctor
Representación del médico de la peste en el siglo XVII
Paul Fürst (Public Domain)

Durante los últimos años de su vida, siguió tratando diligentemente a los pacientes y trabajando con orgullo en su jardín. Murió el 1 de septiembre de 1611, en el día exacto que había predicho una semana antes, a pesar de gozar de una salud aparentemente excelente en ese momento.

El legado de Forman

Al final de su vida, Simon Forman había logrado, contra todo pronóstico, casi todo lo que se propuso de joven: se había establecido como médico y astrólogo respetado y popular, tenía una formidable carrera que lo había hecho rico, tenía una buena casa, una esposa y un hijo, y podía llamarse a sí mismo caballero. Sin embargo, debido a su relación con un cliente en particular, su merecida reputación positiva no resistió la prueba del tiempo.

En los años siguientes a su muerte su nombre empezó a estar implicado, aparentemente de forma injusta, en el juicio por el asesinato del poeta Thomas Overbury en 1613. La antigua cliente de Forman, Frances Howard, la condesa de Essex, esposa de Robert Deveraux, había sido declarada culpable del asesinato de Overbury, que se había opuesto al distanciamiento de su marido. Durante el juicio, se presentaron numerosos objetos extraños encontrados en la casa de Forman para implicarlo como practicante de magia negra y para sugerir que su participación con Francis había sido siniestra, y que había contribuido en el asesinato. Cuando se presentaron los objetos, que incluían una muñeca de cera y un trozo de pergamino con piel adherida, supuestamente resonó un fuerte crujido a través de las vigas. Este incidente, que ocurrió dos años después de su muerte, marcó la carrera de Forman como un emisor de falsos horóscopos y un "curandero".

Sin embargo, más recientemente, después de 400 años de ser calificado como un fraude, se están empezando a reconocer sus contribuciones a la medicina y a su comunidad. Aunque está claro que se tenía en muy alta estima y que su seducción de mujeres es moralmente cuestionable, sus notas de casos y su autobiografía lo presentan como un médico genuinamente bondadoso cuyos pacientes nunca fueron simplemente un ingreso, y que incluso los que nacen en circunstancias adversas pueden acceder a una mejor calidad de vida mediante la educación, un poco de suerte y una tenacidad absoluta.

Eliminar publicidad

Publicidad

Bibliografía

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Anna Simms
Anna divide su tiempo entre la enseñanza y el estudio, y actualmente está trabajando para obtener un máster en Estudios Históricos en la Universidad de Oxford. Está particularmente interesada en las creencias, la superstición y las ideas en Inglaterra durante el siglo XVI.

Cita este trabajo

Estilo APA

Simms, A. (2021, septiembre 14). Simon Forman [Simon Forman]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20076/simon-forman/

Estilo Chicago

Simms, Anna. "Simon Forman." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 14, 2021. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-20076/simon-forman/.

Estilo MLA

Simms, Anna. "Simon Forman." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 14 sep 2021. Web. 26 sep 2022.

Afiliación