María, reina de Escocia

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 05 junio 2020
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés
Mary, Queen of Scots by Haillard (by Nicholas Hilliard, Public Domain)
María, reina de Escocia, por Haillard
Nicholas Hilliard (Public Domain)

María, Reina de Escocia, fue la reina de Escocia (de 1542 a 1567) y de Francia por un período breve (de 1559 a 1560). Obligada a huir de Escocia, la reina fue encarcelada durante 19 años por Isabel I de Inglaterra (que reinó de 1558 a 1603) y finalmente ejecutada por traición el 8 de febrero de 1587.

Criada en Francia y casada con el heredero del trono francés, el mundo de María dio un vuelco cuando su marido Francisco II murió en 1560, al año de su reinado. La reina regresó a Escocia, pero sus opiniones católicas chocaron con las de los protestantes y otros dos maridos y complots de asesinato desacreditaron aún más su reinado. Tras su abdicación forzada por los nobles escoceses, María huyó a Inglaterra, donde conspiró sin éxito para derrocar a su prima Isabel I de Inglaterra.

Eliminar publicidad

Advertisement

Relaciones familiares

María Stewart nació el 8 de diciembre de 1542 en el Palacio de Linlithgow, cerca de Edimburgo. Era hija del rey Jacobo V de Escocia (que reinó de 1513 a 1542) y de María de Guisa (1515-1560). Cuando Jacobo V murió el 14 de diciembre de 1542 sin herederos varones, María, con apenas una semana de edad, se convirtió en la reina de Escocia, la primera reina que gobernó ese país por derecho propio. María fue coronada nueve meses después, el 9 de septiembre de 1543, en el castillo de Stirling. María de Guisa actuó como regente de la nueva reina.

María fue enviada a educarse a la corte de Enrique II de Francia.

Enrique VIII de Inglaterra (que reinó de 1509 a 1547) consideró brevemente la posibilidad de casar a su hijo Eduardo con María para acercar a los dos países, pero el Parlamento escocés rechazó la propuesta y en 1544 Inglaterra y Escocia volvieron a estar en guerra. María tenía una lejana pretensión al trono de Inglaterra, ya que era nieta de Margarita Tudor (1489-1541), hermana de Enrique VIII de Inglaterra. Sin embargo, los antiguos lazos entre Francia y Escocia pasaron a primer plano, y en 1548 María fue enviada a educarse a la corte de Enrique II de Francia (que reinó de 1547 a 1549).

Eliminar publicidad

Advertisement

Reina de Francia

En la corte francesa, María fue atendida por los parientes de su madre y tratada como la reina que era. María recibió una educación culta que incluía aprender francés, latín, español y italiano. La joven reina destacó en la danza y también se hizo católica, lo que tendría graves repercusiones más adelante en su vida. Fue en Francia donde María cambió la ortografía de su apellido de Stewart a la forma francesa, Stuart.

Mary, Queen of Scots & Francis II of France
María, reina de Escocia y Francisco II de Francia
Unknown Artist (Public Domain)

El 24 de abril de 1558, María, que entonces tenía 15 años, se casó con el príncipe Francisco, de 14 años, que al año siguiente se convirtió en el rey Francisco II de Francia (que reinó de 1559 a 1560). La ceremonia tuvo lugar en la catedral de Notre-Dame de París. Otro cambio en la familia fue el acuñamiento de las armas reales inglesas con las francesas en un nuevo emblema que significaba la reivindicación de María al trono inglés, ahora ocupado por la hija de Enrique VIII, Isabel I de Inglaterra. Para muchos católicos ingleses, Isabel era ilegítima, ya que no reconocían el divorcio de su padre con su primera esposa, Catalina de Aragón (1485-1536). Para los conspiradores católicos, María, la pariente más cercana a la reina inglesa, sería una buena alternativa a la protestante Isabel.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Se dice que María era una mujer hermosa y vivaz, y que animaba su residencia en Holyrood House con fiestas de caza y baile.

Desgraciadamente, el matrimonio de María no duró mucho, ya que Francisco, que nunca gozó de buena salud, murió en diciembre de 1560. Tras la muerte de Francisco y la de su madre en junio del mismo año, María, que entonces solo tenía 18 años, decidió regresar a Escocia, donde seguiría presionando para conseguir el trono inglés. Se produjeron nuevos roces entre las dos primas-reinas, ya que Isabel se había indignado por el derrumbe del negocio de las armas reales y se negó a garantizar a María un pasaje seguro a su tierra natal. Por su parte, María no quiso reconocer el Tratado de Edimburgo de 1560, que había aceptado oficialmente el derecho de Isabel a ser la reina de Inglaterra. Finalmente, Isabel se negó a reconocer a María como su heredera.

Regreso a Escocia

La católica María no fue bien recibida en Escocia, donde los barones controlaban el gobierno pero seguían divididos en dos bandos: católicos y protestantes. Los protestantes estaban ganando la batalla en las mentes de los escoceses, ya que Escocia estaba experimentando un cambio radical en la religión gracias a los esfuerzos de figuras como el ministro calvinista John Knox (c. 1514-1572). Knox fue una figura influyente que fundó la Iglesia Presbiteriana de Escocia y muchos otros adoptaron sus opiniones de que una mujer no debía gobernar, especialmente si era de la religión "equivocada".

Eliminar publicidad

Advertisement

Mary, Queen of Scots Aged 16
María, reina de Escocia, a los 16 años
François Clouet (Public Domain)

A pesar de la parcialidad de los nobles protestantes, que se autodenominaban "señores de la congregación", María estaba decidida a gobernar su reino, y visitó muchas partes del mismo en persona entre 1562 y 1566. La reina disponía de ingresos considerables gracias a sus tierras francesas y aportaba un toque de glamour. María, de la que se dice que era una mujer hermosa y vivaz, animaba su residencia en Holyrood House con fiestas de caza y baile.

La reina intentó conciliar la división religiosa en su país prohibiendo la celebración de la misa en público (ella misma asistía a una misa privada). María también reconoció a la Iglesia reformada. Sin embargo, las sospechas se mantuvieron y se exacerbaron cuando María se casó con su primo Henry Stewart, Lord Darnley (1545-1567), un protestante que ahora estaba a favor de la misa católica, el 29 de julio de 1565. A partir de aquí, las cosas empezaron a torcerse para la reina. En primer lugar, Darnley lideró un grupo de nobles que asesinaron al secretario privado de María, el italiano David Rizzio (alias Riccio), el 9 de marzo de 1566. Los "crímenes" de Rizzio fueron haber sido católico y sospechoso de ser demasiado amigo de la reina, lo que despertó los celos de Darnley. El italiano fue arrancado de la presencia de la reina y acuchillado 56 veces en una cámara contigua.

La vida privada de la reina entró entonces en una nueva fase desastrosa. El propio Darnley fue asesinado el 10 de febrero de 1567, posiblemente con el conocimiento de María, ya que la reina no le había perdonado el asesinato de Rizzio. La reina había tenido un hijo con Darnley, Jacobo Estuardo, nacido el 19 de junio de 1566 en el castillo de Edimburgo. Como Isabel I aún no se había casado ni había tenido hijos, Jacobo era ahora el heredero de los reinos de Escocia e Inglaterra.

Eliminar publicidad

Advertisement

Mary, Queen of Scots & Lord Darnley
María, reina de Escocia y Lord Darnley
Unknown Artist (Public Domain)

El cabecilla del complot para asesinar a Darnley fue James Hepburn, conde de Bothwell (c. 1535-1578), quien, el 10 de febrero de 1567, hizo estrangular a Darnley y luego lo hizo explotar junto con Kirk O'Field House con barriles de pólvora. María se casó con Bothwell el 15 de mayo de 1567, lo que alimentó las sospechas de que la reina había participado en el asesinato de Darnley. Para añadir más escándalo e intriga, Bothwell había llevado a Mary al castillo de Dunbar y luego supuestamente la había violado (Mary pudo haber sido una compañera dispuesta en la escapada). Se casaron después de este extraño incidente, pero para entonces los barones escoceses protestantes, que recibían ayuda material de Isabel I, ya estaban hartos de su reina católica "francesa" y de su dudosa vida privada. Los barones, dirigidos por James Douglas, conde de Morton, derrotaron a María y Bothwell en el campo de batalla en julio de 1567 al este de Edimburgo sin que ninguno de los dos ejércitos intercambiara golpes. Parecía que la reina había perdido su ya limitado apoyo y su ejército se evaporó. María fue entonces encarcelada en un castillo situado en una isla de Loch Leven. Allí abortó gemelos, siendo Bothwell el presunto padre.

María fue obligada formalmente a abdicar en favor de su hijo el 24 de julio de 1567, que se convirtió en Jacobo VI de Escocia (que reinó de 1567 a 1625). Jacobo apenas tenía un año de edad, por lo que, dada su educación protestante, podía ser fácilmente manipulado por los barones que gobernaban en su nombre. Bothwell, por su parte, huyó a las Orcadas, sede de su ducado, y desde allí a Noruega, pero murió en la locura y la oscuridad en una mazmorra danesa en 1578.

Huida a Inglaterra

Temiendo por su seguridad mientras la guerra civil seguía su curso, María huyó de Escocia en mayo de 1568 y buscó refugio con su prima Isabel en Inglaterra. El primer intento de María de escapar del castillo de Loch Leven consistió en vestirse de lavandera, pero fue delatada por sus manos aristocráticas. Un segundo intento con un bote de remos sí fue exitoso. Sin renunciar a su reino, la reina hizo un intento más para recuperar su trono uniendo fuerzas con clanes que la apoyaban (los Campbell, los Gordon y los Hamilton). El regente, James Stewart, conde de Moray (1531-1570), derrotó a esta fuerza en la batalla de Langside (13 de mayo de 1568), y María huyó al sur de la frontera.

Eliminar publicidad

Advertisement

Elizabeth I Ermine Portrait
Retrato «Ermine» de Isabel I
William Segar (Public Domain)

La reina inglesa no sabía qué hacer con María, que por un lado era pariente de la familia y compañera de monarquía con derechos divinos, pero, por otro lado, una seria amenaza para su trono. Como en muchas otras áreas de la política, Isabel vaciló y retrasó la decisión final sobre el destino de María al ponerla bajo arresto domiciliario. Para evitar posibles golpes de estado, la antigua reina de Escocia fue trasladada regularmente a diferentes casas de campo y mantenida bajo estrecha vigilancia. Por desgracia para María, esto se traduciría en casi 20 años de encarcelamiento durante los cuales no volvió a visitar Escocia ni a su hijo. Las dos reinas tampoco se encontraron nunca, ya que María fue trasladada desde la frontera escocesa al castillo de Sheffield, al de Tutbury y al de Fotheringhay, entre muchos otros. Como se le prohibió la presencia de un sacerdote católico, María sorteó hizo que un sacerdote se disfrazara de limosnero.

Incluso en el confinamiento, María era un peligro para Isabel. La antigua reina escocesa se había convertido en la figura de las conspiraciones de inspiración católica para desalojar a Isabel del trono. En 1569, hubo una rebelión en el norte de Inglaterra provocada por los condes de Northumberland y Westmorland, ambos católicos acérrimos. Los conspiradores tomaron Durham y esperaban que María se convirtiera en reina y luego se casara con Thomas Howard, el duque de Norfolk. Isabel respondió enérgicamente enviando un ejército dirigido por el conde de Sussex, lo que hizo que los líderes rebeldes huyeran despavoridos; 900 de los rebeldes fueron acorralados y ahorcados. En 1570 el Papa excomulgó a Isabel por herejía tras sus reformas religiosas (el Acuerdo Religioso Isabelino). Como consecuencia de la excomunión, todos los católicos quedaron liberados de toda lealtad a su reina.

Luego vino el complot de Ridolfi (por el banquero florentino Roberto di Ridolfi) en 1571. El conspirador duque de Norfolk, que había sido liberado de su confinamiento tras el fallido golpe de estado de 1569, conspiró ahora con España para organizar una invasión de Inglaterra y coronar a María como reina. Norfolk no tuvo suerte por segunda vez, ya que la traición se descubrió cuando se descifraron cartas codificadas. Norfolk fue encarcelado de nuevo y luego ejecutado en 1572. El embajador español De Spes fue expulsado de Inglaterra. El Parlamento inglés seguía deseando asegurar el trono de Isabel; ya ese organismo había pedido formalmente dos veces a Isabel que se casara (1559 y 1563). Ahora había una amenaza adicional para la dinastía en la forma de María, que había nombrado a Felipe II de España (que reinó de 1556 a 1598) como su heredero. Las conspiraciones continuaron también con el complot de Throckmorton de 1584, en el que de nuevo un embajador español colaboró con María para intentar sustituir a Isabel.

Tomb of Mary, Queen of Scots
Tumba de María, reina de Escocia
Bernard Gagnon (CC BY-SA)

Juicio y ejecución

Sir Francis Walsingham (c. 1530-1590), uno de los principales ministros de Isabel I y su jefe de espías, estaba decidido a demostrar la traición de María de una vez por todas. Walsingham involucró a la antigua reina escocesa en otro complot contra su prima, esta vez en un plan encabezado por el noble Anthony Babington. María había intentado animar a Felipe de España a invadir Inglaterra y asesinar a Isabel. Mediante el empleo de dobles agentes y la interceptación de cartas secretas, Walsingham pudo reunir pruebas irrefutables de las traicioneras intenciones de María. María fue juzgada el 14 de octubre de 1586, y a pesar de protestar por su inocencia y negar el derecho del tribunal a juzgar a una reina, fue condenada a muerte. El Parlamento ya había pedido dos veces a Isabel que firmara la orden de muerte de María en noviembre de 1585, pero la reina volvió a dudar. Ahora, Isabel finalmente firmó la orden el 1 de febrero de 1587, pero insistió en que debía ser consultada antes de que se llevara a cabo. Esta última condición no se cumplió, y María fue ejecutada, a los 44 años, el 8 de febrero de 1587 en el Gran Salón del Castillo de Fotheringhay, en Northamptonshire (hoy demolido). La ex reina había llevado un vestido negro y una enagua roja como símbolo de su fe católica. Fue enterrada en la catedral de Peterborough.

Isabel se ensañó con sus ministros por haber ejecutado a María sin su última palabra, pero dado el trato suave que daba a los implicados, parece probable que en realidad se sintiera aliviada por no haber dado ella misma la espantosa orden. Mientras tanto, Jacobo VI de Escocia presentó una queja formal a Isabel por la muerte de su madre, pero no hizo más que eso. Con una buena paga anual y contento de seguir siendo rey y en paz con Inglaterra, Jacobo esperó su momento. Cuando María fue ejecutada, Felipe de España tuvo una razón más para atacar a la Inglaterra protestante, lo que hizo (sin éxito) con su Armada Española en el verano de 1588.

Sin embargo, María sacó lo mejor de Isabel de cierto modo, ya que cuando la reina inglesa murió en 1603 y no dejó heredero, Jacobo VI de Escocia fue invitado a convertirse en rey, Jacobo I de Inglaterra (que reinó de 1603 a 1625). Este fue el fin de la Casa de Tudor y el comienzo de la Casa de Estuardo en Inglaterra. Como toque final, el rey Jaime trasladó los restos de su madre desde Peterborough a una magnífica tumba nueva en la Abadía de Westminster.

Eliminar publicidad

Publicidad

Preguntas y respuestas

¿Qué relación tiene la reina Isabel I con María, reina de Escocia?

María, reina de Escocia, e Isabel I de Inglaterra eran primas. María era nieta de Margarita Tudor, que era la hermana de Enrique VIII y, por tanto, tía de Isabel.

¿María, reina de Escocia, tenía un amante?

El marido de María, reina de Escocia, Francisco II de Francia, murió joven. El segundo marido de María fue su primo Enrique Stewart, Lord Darnley, pero fue asesinado. Se sospecha que el secretario privado de María, el italiano David Rizzio, era su amante. Darnley asesinó a Rizzio. El tercer marido de María fue James Hepburn, conde de Bothwell.

¿Qué pasó con María, reina de Escocia?

María, reina de Escocia era impopular en Escocia por su vida privada y sus creencias religiosas. Escapó a Inglaterra y fue encarcelada por su prima Isabel I. La reina inglesa ejecutó entonces a María después de que esta conspirara para hacer asesinar a su prima.

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2020, junio 05). María, reina de Escocia [Mary, Queen of Scots]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18972/maria-reina-de-escocia/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "María, reina de Escocia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación junio 05, 2020. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-18972/maria-reina-de-escocia/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "María, reina de Escocia." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 05 jun 2020. Web. 08 ago 2022.

Afiliación