Ehécatl

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Ritchie R. R. Chaidez
Publicado el 24 marzo 2017
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Francés
Ehecatl, God of the Winds (by Travis, CC BY-NC-SA)
Ehécatl, Dios de los Vientos
Travis (CC BY-NC-SA)

Ehécatl era un dios mesoamericano del aire y los vientos, especialmente de los que traían las lluvias. Considerado una manifestación del gran dios «serpiente emplumada», Quetzalcóatl, a veces se lo conoce como Quetzalcóatl-Ehécatl, en cuya apariencia ayudó a crear a la humanidad en el mito de la creación azteca y dio el regalo de la planta del maguey. También se lo asociaba con los puntos cardinales, los colores y varias fechas del calendario.

Nombre y asociaciones

Ehécatl significa «viento» en náhuatl. Posiblemente de origen huasteco, quienes construyeron muchos templos circulares o curvos en su honor, fue adoptado por los aztecas, que pensaron que había nacido de un pedernal en el día 9 del Viento, que era su otro nombre. También dieron su nombre al día 2 del calendario azteca. Ehécatl adquirió varias asociaciones además del viento en general, entre ellas, las siguientes fechas del calendario: 6, Ehécatl el sol; 7, Ehécatl el día en que se creó la humanidad, y 9 Ehécatl los vientos de los cuatro cuartos. Es el patrón de la segunda trecena (un periodo del calendario) 1 Jaguar.

Eliminar publicidad

Advertisement

Como el dios era considerado una manifestación o aspecto eólico del dios serpiente emplumada Quetzalcóatl, una de las deidades más importantes del panteón mesoamericano, a veces se le llama Quetzalcóatl-Ehécatl. Así, dos fechas más llevan su nombre: 1 Ehécatl Iztac Tezcatlipoca (Tezcatlipoca «Blanco» equivalente a Quetzalcoátl) y 4 Ehecatl Xolotl (Xolotl, el gemelo de Quetzalcóatl). Quetzalcóatl-Ehécatl era también una de las cuatro deidades portadoras del cielo, específicamente en la dirección oeste. Ehécatl era considerado el patrón de los mercaderes y estaba asociado con los monos araña, tal vez por su gran velocidad.

Mitología de la creación

EN LA ESCULTURA Y LOS CÓDICES POSCLÁSICOS, EHÉCATL LLEVA UN SOMBRERO CÓNICO Y UNA MÁSCARA DE PICO DE PATO.

Ehécatl aparece en la mitología azteca de la creación, primero, como el segundo sol del cosmos Nahui Ehécatl, y luego durante la creación del mundo actual con el quinto y último sol. Según una de las versiones del mito, Quetzalcóatl adoptó la apariencia de Ehécatl y descendió al inframundo para robar los huesos de los habitantes de los mundos anteriores para crear a los humanos en este. A Mictlantecuhtli, el dios del Inframundo, no le gustaba nada que la gente entrara en su reino cuando le apetecía, así que solo dejaría libre a Ehécatl si conseguía de alguna manera la música de una caracola. Ehécatl, con astucia, hizo que los gusanos le hicieran agujeros y que las abejas zumbaran en su interior para producir un sonido intenso, asegurando así su libertad.

Eliminar publicidad

Advertisement

Ehécatl también ayudaba en el movimiento del quinto sol y la luna, que se habían creado cuando los hermanos gemelos Nanahuatzin y Tecuciztecatl se habían arrojado a un fuego de sacrificio. El problema, sin embargo, era que ninguno de los dos cuerpos celestes podía moverse, por lo que Ehecatl, al menos en una versión, fue llamado a soplarlos en sus respectivas órbitas.

Ehecatl with Duckbill Mask
Ehécatl con máscara de pico de pato
The British Museum (Copyright)

Ehécatl y Mayahuel

A veces se atribuye a Ehécatl el haber dado a la humanidad la importante planta del maguey, conocida como agave amarillo (agave americana). Este tipo de cactus era útil por sus espinas y su jugo se fermentaba en la bebida alcohólica pulque. La historia comienza con Ehécatl convenciendo a Mayahuel, una joven y bella diosa, para que descienda de los cielos y se convierta en su amante. En la tierra, los dos se abrazaron como un par de árboles entrelazados, pero sus arrebatos pronto fueron interrumpidos bruscamente por Tzitzmitl, la diosa «abuela», guardiana de Mayahuel. La anciana diosa partió el árbol en dos y entregó los trozos a sus seguidores demoníacos, los Tzitzimime. Ehecatl era un dios más poderoso y salió ileso de este episodio, por lo que recogió los trozos de Mayahuel que pudo encontrar y los plantó en un campo. Estos restos se convirtieron en la planta del maguey. Otros dos regalos a la humanidad que suelen atribuirse a Ehécatl, además del pulque, son la música y el maíz.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Templos

Los templos mesoamericanos dedicados a Ehécatl y a otros dioses del viento se distinguen por ser circulares, en contraposición a la habitual pirámide cuadrada, o por tener un extremo curvo. El techo de estos edificios también solía ser cónico. Este diseño puede reflejar el deseo de hacerlos acogedores en términos aerodinámicos para los vientos del dios al que honran. Las puertas suelen tener la forma de las fauces de una serpiente gigante, lo que puede ser una imitación de las cuevas que los pueblos mesoamericanos consideraban entradas al inframundo, de donde se creía que procedían los vientos.

Temple of Ehecatl, Calixtlahuaca
Templo de Ehécatl, Calixtlahuaca
Arian Zwegers (CC BY)

Representaciones en el arte

No se conocen representaciones del dios anteriores al siglo XII d. C., aunque hay dos estelas del Ceibal maya del siglo IX d. C. que representan a un dios con rostro en forma de pico. Ehécatl es representado con mayor frecuencia en la escultura y los códices del posclásico, donde lleva un sombrero cónico y una máscara de pico de pato o buccal (aunque a veces las esquinas del pico tienen colmillos, característica común de los dioses de la lluvia) que cubre la parte inferior de su cara. Si es de color, su cuerpo está pintado de negro y su máscara de color rojo. A veces lleva conchas, sobre todo la concha (ehecacozcatl o «joya del viento») que lleva como pectoral, con la que salía silbando del inframundo. Las conchas pueden ser otra pista de los orígenes huastecos costeros del dios. Una de las estatuas más famosas del dios procede de un templo dedicado a Quetzalcóatl-Ehécatl en Calixtlahuaca, en el Valle de Toluca. El dios mide 1,76 m de altura, rígido y dispuesto a soplar los vientos divinos a través de su máscara de pico. Actualmente se exhibe en el Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Ritchie R. R. Chaidez
Ritchie es un estudiante universitario que creció en México, actualmente estudia en California para obtener un título de Biología. Sus intereses son la ciencia y literatura. Actualmente tiene como pasatiempo traducir artículos de diversos temas.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2017, marzo 24). Ehécatl [Ehecatl]. (R. R. R. Chaidez, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15836/ehecatl/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Ehécatl." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. Última modificación marzo 24, 2017. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-15836/ehecatl/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Ehécatl." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 24 mar 2017. Web. 17 may 2022.

Afiliación