Dédalo

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Ritchie R. R. Chaidez
Publicado el 12 mayo 2016
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Francés, Turco
Daedalus & Icarus (by Jacob Peter Gowy, Public Domain)
Dédalo e Ícaro
Jacob Peter Gowy (Public Domain)

Dédalo es un personaje de la mitología griega famoso por sus ingeniosos inventos y por ser el arquitecto del laberinto del Minotauro en Creta. También es el padre de Ícaro, que voló demasiado cerca del sol con sus alas artificiales y se ahogó en el Mediterráneo. En la época romana, Dédalo había adquirido una larga serie de logros y llegó a representar, en general, al maestro artesano supremo. Los mitos de Dédalo aparecen en las obras de escritores tan destacados como Homero, Heródoto, Ovidio y Virgilio.

Orígenes

Los antiguos griegos asociaban estrechamente a Dédalo (también escrito "Daídalos") con el dios Hefistos, el genio artesano del monte Olimpo. Es posible que ambas figuras tengan su origen en el dios fenicio y de Ugarit Kothar, que también era considerado un hábil artesano. Además, parece probable que las obras de arte altamente valoradas con las que comerciaban los fenicios y que llegaban a Grecia, especialmente a Creta, dieran lugar a mitos sobre los artesanos de fábula del Próximo Oriente. Por otra parte, la propia palabra daidalos significaba "finamente trabajado" y "elaborado".

Eliminar publicidad

Advertisement

Artesano del rey Minos

En el libro 18 de La Ilíada, Homero menciona que Dédalo vivió en Cnosos, en Creta, y diseñó allí una pista de baile al aire libre para la hija del rey Minos, Ariadna. En fuentes posteriores se le atribuye haber ofrecido sus considerables habilidades para otros proyectos en Creta; concretamente, el diseño del toro de madera que Pasífae, la esposa de Minos, utilizó para captar el afecto del toro del que estaba enamorada, la construcción del palacio de Minos y la construcción del laberinto donde habitaba el vástago de esa unión, el Minotauro, mitad hombre y mitad toro. Las mismas fuentes informan también de que Dédalo fabricó el hilo que Ariadna entregó al héroe Teseo para que pudiera matar al Minotauro y escapar del laberinto.

Dédalo e Ícaro huyen de Creta

EN LA ANTIGÜEDAD, se atribuyó a DÉDALO la creación de CADA VEZ más inventos y OBRAS DE ARTE fabulosos.

Dédalo cayó en desgracia con el rey Minos, probablemente (y tal vez razonablemente), por la vaca que había construido Pasífae, y él y su hijo Ícaro se vieron obligados a huir por sus vidas. Para lograrlo, Dédalo construyó alas para que la pareja pudiera volar con facilidad del iracundo rey. Dédalo advirtió a su hijo que, para que las alas funcionaran mejor, no debía volar demasiado cerca del mar para que la humedad no hiciera las plumas demasiado pesadas e inútiles, ni tampoco debía volar demasiado alto o el calor del sol también dañaría las alas.

Eliminar publicidad

Advertisement

El joven Ícaro, por desgracia, no siguió el consejo de su padre y, al sobrepasarse y volar demasiado cerca del sol, el calor derritió la cera que unía las alas a sus brazos. Como consecuencia, se precipitó al mar y se ahogó en una historia que recordaba la locura del exceso de ambición. La tragedia se conmemoró dando al tramo de aguas de esa zona el nombre de Mar Icario, y luego, cuando Hércules arrastró el cuerpo hasta una isla, rebautizó el lugar con el nombre de Icaria en honor del joven caído. La isla sigue llevando ese nombre y se encuentra al suroeste de Samos.

The Palace of Knossos
El palacio de Cnosos
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Dédalo en Sicilia

Mientras tanto, Dédalo había llegado sano y salvo a Sicilia, donde fue atendido por el rey Cócalo (también escrito como "Kokalos"). En agradecimiento a Hércules, Dédalo esculpió una estatua fantástica del héroe. Desgraciadamente, esta estatua tuvo un desafortunado final una noche, cuando el propio Hércules tropezó con ella y, convencido de su realismo, pensó que era un enemigo y la hizo pedazos. Al mismo tiempo, el rey Minos no se limitó a dejar escapar a su talentoso arquitecto, sino que lo persiguió hasta Sicilia, pero al desembarcar, las hijas de Cócalo lo hirvieron vivo en un baño de vapor. Dédalo no tardó en dar a Cócalo motivos para alegrarse de su llegada, ya que siguió realizando obras maestras como un carnero de oro (o panal) para el templo de Afrodita en el monte Eryx, una fortaleza en Acragas (Agrigento) y un baño de vapor en Selinus (Selinunte).

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Crecimiento de la leyenda de Dédalo

A partir del siglo V a.C., Atenas reivindicó al artista como uno de los suyos y se consideraba que Teseo lo había llevado a Atenas, sustituyendo a Creta como lugar de nacimiento y a Sicilia como destino final. Se ideó todo un árbol genealógico para que figuras como Sócrates reclamaran la descendencia de Dédalo. Al artesano le correspondió un sobrino, Talos, el hombre de bronce que protegía Creta, al que mató, celoso de que el más joven inventara la sierra, el compás y el torno de alfarero. Este asesinato explica que Dédalo fuera exiliado a Creta. A lo largo de los siglos siguientes, a Dédalo se le atribuyó un número cada vez mayor de fabulosos inventos y obras de arte, desde estatuas vivientes hasta las puertas doradas magníficamente decoradas del templo de Apolo en Cumas (Italia). Incluso se dice que inventó la postura de andar de las primeras estatuas griegas, diferenciándolas de las anteriores y algo estáticas figuras egipcias y preparando el camino para las poses más reales de la escultura griega posterior. Los romanos incluso hicieron de Dédalo el patrón de los carpinteros.

Daedalus & Pasiphae
Dédado y Pasífae
Unknown Artist (Public Domain)

Dédalo en el arte

Dédalo e Ícaro aparecen en el arte griego, especialmente en la pintura cerámica. El ejemplo griego más antiguo puede datar del año 560 a.C. La pareja también aparece en un amuleto de oro etrusco (bulla) del año 470 a.C. El laberinto de Dédalo se utilizaba como símbolo en las monedas cretenses y era un motivo popular para los fabricantes de mosaicos romanos. En el teatro griego, Dédalo fue el tema de varias obras y comedias de sátiros, incluidas las de dramaturgos tan notables como Sófocles y Aristófanes. El escritor romano Ovidio dio un nuevo impulso a la figura en la época romana al describir las aventuras de Dédalo en su Metamorfosis (Bk. 8). De ahí que se convirtiera en uno de los temas favoritos de los pintores romanos, sobre todo en una pintura mural del siglo I de la Casa de los Vettii en Pompeya. Incluso en el mundo moderno, el nombre de Dédalo perdura en un estilo de escultura arcaica (dédalo) que muestra los rasgos orientalizantes de la primera escultura griega.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Ritchie R. R. Chaidez
Ritchie es un estudiante universitario que creció en México, actualmente estudia en California para obtener un título de Biología. Sus intereses son la ciencia y literatura. Actualmente tiene como pasatiempo traducir artículos de diversos temas.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2016, mayo 12). Dédalo [Daedalus]. (R. R. R. Chaidez, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-14758/dedalo/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Dédalo." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 12, 2016. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-14758/dedalo/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Dédalo." Traducido por Ritchie R. R. Chaidez. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 12 may 2016. Web. 07 jul 2022.

Afiliación