Mitraísmo

Definición

Pierre A. Thomé
por , traducido por Francisco Soto
Publicado el 10 junio 2015
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: Inglés, Árabe, Portugués, Persa, Francés, Esperanto
Statue of tauroctony  (Mithras slaying the bull) (by Carole Raddato, CC BY-SA)
Estatua de la Tauroctonía (Mitra matando al toro)
Carole Raddato (CC BY-SA)

Los Misterios Mitraicos, también conocidos como Mitraísmo, fueron un culto mistérico en el mundo romano en el que los seguidores adoraban a la deidad indo-iraní Mitra (término acadio para «contrato») como dios de la amistad, los pactos y el orden. El culto apareció por primera vez a finales del siglo I de nuestra era y, a un ritmo extraordinario, se expandió desde la península itálica y las regiones fronterizas hacia todo el imperio romano.

El culto, como muchos otros, era secreto. Los iniciados (es decir, los seguidores del culto) adoraban a Mitra en templos construidos a menudo en cuevas, y ocultos al público. Esto se hacía para crear la sensación de formar parte de un grupo especial, como un grupo íntimo de amigos que no comparte secretos con personas ajenas. Sin embargo, el secretismo del culto fue tolerado por las autoridades, especialmente por los emperadores romanos, porque favorecía el poder imperial. Se han encontrado más de 200 templos de Mitra, desde Siria hasta Gran Bretaña, pero los hallazgos se concentran sobre todo en Italia, en el Rin y el Danubio. Tras la Crisis del Siglo III d.C. y la implantación del cristianismo, los Misterios de Mitra fueron perdiendo importancia a medida que los templos fueron tapiados o destruidos por los cristianos. Sin embargo, algunos templos siguieron en uso hasta principios del siglo V d.C.

Eliminar publicidad

Advertisement

EL ELEMENTO MÁS IMPORTANTE DEL MITO DETRÁS DE LOS MISTERIOS MITRAICOS ERA EL SACRIFICIO DE UN TORO POR PARTE DE MITRA.

El elemento más importante del mito detrás de los Misterios Mitraicos era el sacrificio de un toro por parte de Mitra; esta escena también se conoce como «tauroctonía». Se creía que de la muerte del toro —un animal considerado a menudo como símbolo de fuerza y fertilidad— surgía una nueva vida. El renacimiento era una idea esencial en las creencias de los Misterios Mitraicos. El sacrificio del toro establecía un nuevo orden cósmico, y estaba asociado a la luna que también tenía vínculos con la fertilidad.

El Relieve de Mitra

Un aspecto especial de los Misterios Mitraicos es su visualidad. El sacrificio del toro se representaba en un relieve de piedra que ocupaba un lugar central en casi todos los templos de culto. En el relieve, a menudo se muestra a Mitra mientras somete al toro en el suelo y lo mata. Al ser un dios persa, Mitra lleva lo que los romanos creían que era el típico «atuendo persa»: el gorro y los pantalones frigios, que los romanos no vestían. Se han encontrado alrededor de 650 de estos relieves en piedra, y todos son sorprendentemente similares.

Eliminar publicidad

Advertisement

En un ejemplar típico, como la célebre escultura del Museo Romano-Germánico de Colonia, Mitra aparta la mirada del toro moribundo, viendo hacia la luna. Además, Mitra cuenta con algunos ayudantes que le asisten en la toma de la fertilidad del toro: un perro y una serpiente beben de la sangre del toro, y un escorpión pica los testículos de la bestia. Además, un cuervo se sienta en la cola del toro, que suele tener una punta con forma de espiga. El cuervo podría haber desempeñado el papel de mediador entre Mitra y el dios solar Sol Invictus, con el que Mitra compartirá la carne del toro.

Cult Relief of the Mithraic Mysteries
Relieve Religioso de los Misterios Mitraicos
Marcuc Cyron (CC BY-NC-SA)

El relieve del sacrificio del toro se colocaba típicamente al final del templo, que estaba construido esencialmente como un comedor romano alargado: un pasillo flanqueado por dos amplios bancos elevados. Sin embargo, el sacrificio del toro rara vez era realizado por los propios fieles, pero sí imitaban cómo Mitra compartía la carne del toro con Sol, como atestiguan los fragmentos de platos y huesos de animales que se han encontrado en estos templos. Se consumía carne de cerdo de alta calidad, pollo y una gran cantidad de vino en los animados festines cultuales que fortalecían el vínculo de los adoradores entre sí y con Mitra.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Los Siete Grados de Iniciación

No obstante, los Misterios Mitraicos no eran solo diversión y juegos. Había reglas estrictas en cuanto a la organización de las fiestas, por ejemplo, con la higiene. Además, había siete grados de iniciación, que iban desde el «corax» (cuervo) hasta el «pater» (padre), cada uno de los cuales tenía su propio tipo de vestimenta. Los otros grados eran «nymphus» (esposo), «miles» (soldado), «leo» (león), «perses» (persa) y «heliodromus» (emisario del sol). Cada grado de iniciación tenía una tarea diferente que cumplir, por ejemplo, un «cuervo» tenía que llevar la comida, mientras que los «leones» ofrecían sacrificios al «padre». Además, los iniciados debían participar en pruebas de coraje. Las pinturas del templo de Mitra en Santa María Capua Vetere nos muestran diferentes escenas de este ritual. Un iniciado, con los ojos vendados y desnudo, es conducido a la ceremonia por un asistente. Después, el iniciado tiene que arrodillarse ante el «padre», que le pone una antorcha o una espada en la cara. Finalmente, se le tiende en el suelo, como si hubiera muerto. Probablemente se trata de un «suicidio» ritual en el que el iniciado es «asesinado» con una espada escénica no letal, y luego tiene lugar su renacimiento.

Mithraeum in Saarbrücken
Mitreo de Saarbrücken
Anna16 (CC BY-SA)

Otros elementos importantes del culto eran el renunciamiento y el cuestionamiento moral de uno mismo. Por ejemplo, según cuenta el autor cristiano Tertuliano hacia el año 200 d.C., se colocaba una corona en la cabeza del iniciado, la que debía rechazar diciendo «Mitra es mi (verdadera) corona» (Tertuliano, De corona milites 15). Esto también se consideraba un ritual de renacimiento, que daba comienzo a una nueva vida para el iniciado. Los primeros seguidores documentados de Mitra eran soldados y oficiales del ejército romano, pero con la creciente popularidad del culto, la mayoría de los votantes eran esclavos liberados provenientes de las ciudades. Las mujeres, sin embargo, eran excluidas.

Eliminar publicidad

Advertisement

¿Por qué un soldado romano, o cualquiera, pasaría por estos desafíos para convertirse en miembro de un Misterio de Mitra? En primer lugar, como ya se ha mencionado, el culto apoyaba al emperador, a diferencia de otros cultos, como las Bacanales. En segundo lugar, el culto se basaba en el interés mutuo, la amistad y la intimidad. Los templos solo acogían a pequeños grupos. Es comprensible que los miembros del ejército se sintieran atraídos por estos aspectos que garantizaban algún tipo de estabilidad en una profesión de bastante riesgo.

Debate sobre el Origen del Culto

Existen tres opiniones diferentes sobre cómo los Misterios de Mitra se convirtieron en un culto en el mundo romano y helenístico. Los historiadores romanos y griegos de los siglos II y III de nuestra era pensaban que el culto se había originado «en Persia» o «con los persas», y las primeras investigaciones concordaban con esta interpretación. Sin embargo, los hallazgos arqueológicos no corroboran este parecer: la mayoría de los templos mitraicos se han encontrado en Italia y las provincias del Danubio, no en Persia. Además, los relieves religiosos muestran a Mitra vistiendo lo que los romanos consideraban un atuendo oriental típico, pero muestran poca originalidad. Esto es comparable a los estereotipos modernos de que todos los alemanes visten pantalones de cuero, o que todos los estadounidenses llevan sombreros de vaquero.

Head of Mithras
Cabeza de Mitra
Carole Raddato (CC BY-SA)

Un segundo punto de vista es que el Mitraísmo Persa original del oriente se mezcló con la cultura romano-helénica para transformarse en una nueva forma de culto. Aunque esta teoría de la transformación es tentadora, el problema sigue siendo que en la región fronteriza entre el mundo romano-helénico y el persa, donde habría tenido lugar esta fusión, hay pocos hallazgos de Culto Mitraico.

Eliminar publicidad

Advertisement

En los últimos años se ha establecido una nueva y radical teoría que afirma que los Misterios Mitraicos no se originaron en Oriente, sino en Italia. El culto fue fundado por una persona desconocida, o «mente ingeniosa», que se apropió de algunos elementos del mundo persa para dar a sus Misterios Mitraicos un toque exótico. El problema aquí es que esta persona nunca es mencionada como el fundador ni siquiera por sus iniciados, y no hay ninguna evidencia que apoye la «teoría de la invención», aparte del mayor número de templos mitraicos en Italia, y la falta de ellos en otras regiones. (Cf. Witschel 2013: 209)

Se concluye, pues, que hay muy pocas fuentes para formular una explicación segura del origen del culto, y hay muchas lagunas históricas. Además de los numerosos artefactos visuales de los Misterios Mitraicos, han quedado pocas fuentes escritas. Solo hay descripciones escritas por autores cristianos, que, tal vez, no estaban muy emocionados por la competencia mitraica. A los ojos del padre de la iglesia Jerónimo, por ejemplo, los templos de Mitra eran lugares que mejor debían ser destruidos. No se conservan fuentes escritas por miembros de los Misterios de Mitra, pero esto tiene sentido, ya que era un culto secreto. Quizá no haya que centrarse tanto en encontrar una única raíz del culto. Más bien, deberíamos adoptar un enfoque dinámico. Teniendo en cuenta todo esto, mejor deberíamos estudiar de cerca las diferentes ramas de los Misterios Mitraicos en diferentes lugares, y los diferentes períodos de tiempo, o «estaciones», en los que este fascinante culto existió. (Cf. Witschel 2013: 209)

Eliminar publicidad

Publicidad

Bibliografía

  • Anonymous. Der Neue Pauly. J.B. Metzler: Stuttgart, Weimar, 2000
  • Christian Witschel. "Die Ursprünge des Mithars-Kults. Orientalischer Gott oder westliche Neuschöpfung." Imperium der Götter, edited by Badisches Landesmueum Karlsruhe. Badisches Landesmueum Karlsruhe, 2013, 480.

Sobre el traductor

Francisco Soto
Francisco es un joven profesor de francés e inglés. Sus intereses incluyen historia, religión y lingüística. Está involucrado en varios proyectos para traducir textos sobre civilizaciones antiguas al español. Sigue ahora con una Maestría en Educación Superior.

Cita este trabajo

Estilo APA

Thomé, P. A. (2015, junio 10). Mitraísmo [Mithraism]. (F. Soto, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-13674/mitraismo/

Estilo Chicago

Thomé, Pierre A.. "Mitraísmo." Traducido por Francisco Soto. World History Encyclopedia. Última modificación junio 10, 2015. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-13674/mitraismo/.

Estilo MLA

Thomé, Pierre A.. "Mitraísmo." Traducido por Francisco Soto. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 10 jun 2015. Web. 05 jul 2022.

Afiliación