Agrigento

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 18 mayo 2014
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, italiano, turco
Temple of Concordia, Agrigento (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Templo de la Concordia, Agrigento
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Agrigento (en griego: Akragas, en latín: Agrigentum) fue una ciudad-estado de fundación griega situada en la costa sur de Sicilia, cerca del río Akragas (actual S. Biagio), a solo 5 km del mar. En su apogeo, la ciudad pudo tener hasta 300.000 habitantes, y estaba rodeada por más de 12 km de murallas que incluían nueve puertas. La prosperidad de Agrigento queda atestiguada por la magnífica arquitectura del siglo V a.C. que sobrevive en la actualidad y que la convierte en uno de los yacimientos arqueológicos más impresionantes del Mediterráneo. Agrigento está catalogada por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

Panorama histórico

En la mitología, Agrigento fue fundada por Dédalo y su hijo Ícaro tras su huida de Creta, pero en los registros históricos, la ciudad-estado o polis fue fundada hacia el año 580 a.C. por colonos de Rodas y Creta que un siglo antes habían fundado la cercana ciudad de Gela. El primer gobernante más notable fue el tirano Falaris (c. 570-549 a.C.), que expandió la influencia de la ciudad en el territorio circundante y construyó las impresionantes murallas. El tirano se hizo famoso en la leyenda por su innovador enfoque de las ejecuciones. Los condenados eran introducidos en un enorme toro de bronce que se calentaba en el fuego. A Falaris le hacían gracia los gritos que salían del interior del toro y que hacían parecer que el animal bramaba de rabia.

Eliminar publicidad

Advertisement

Un periodo similar de dominio local se vivió durante el reinado de otro tirano, Theron (c. 489-473 a.C.), que destacó como gobernante justo y mecenas de las artes. La ciudad se alió con Siracusa contra Cartago y prosperó tras la batalla de Himera en el 480 a.C., aunque hubo una importante batalla con Hierón, el tirano de Siracusa, en el 472 a.C. A partir de esta época, la ciudad se hizo conocida por su esplendor arquitectónico, especialmente por sus grandes templos dóricos construidos con piedra arenisca. Tanto es así que Píndaro, al escribir una oda a un vencedor olímpico, escribió: "Akragas, la ciudad más hermosa que los mortales habían construido". Diodoro describió la ciudad como una de las más ricas del mundo griego y el célebre filósofo y experto en medicina Empédocles (c. 492-432 a.C.), que procedía de Agrigento, dijo célebremente de los habitantes de la ciudad y de su vida fácil "...festejan como si fueran a morir mañana, y construyen como si fueran a vivir eternamente".

Los habitantes de agrigento "festejan como si fueran a morir mañana y construyen como si fueran a vivir eternamente". Empédocles

Agrigento fue neutral en la guerra entre Atenas y Siracusa en el año 413 a.C., pero fue atacada, asediada durante siete meses y luego destruida por los cartagineses en el año 406 a.C., en clara venganza por su derrota en Himera en el 480 a.C. La ciudad se recuperó y se convirtió en un importante asentamiento helenístico, pero Agrigento volvió a ser saqueada en el 262 a.C. y en el 210 a.C., esta vez por los romanos. Sin embargo, los nuevos amos aseguraron un nuevo período de prosperidad para Agrigento. La zona helenística-romana de la ciudad sobrevive en parte hoy en día y estaba dispuesta en un patrón de cuadrícula regular con seis vías principales que dividían la ciudad en bandas. Las villas con frescos y mosaicos que se conservan dan fe de la riqueza de la que disfrutaban algunos de los habitantes de la ciudad. La ciudad continuó prosperando en el período bizantino y el visitante moderno todavía puede apreciar las distintivas tumbas semicirculares talladas en las rocas de arenisca.

Eliminar publicidad

Advertisement

Temple of Juno, Agrigento
Templo de Juno, Agrigento
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Restos arqueológicos

El templo de la Concordia

Construido entre 450 y 430 a.C., es uno de los templos griegos mejor conservados del mundo y a menudo se lo describe como el Partenón de la Magna Grecia. Con dimensiones de 40 x 17 metros, el templo dórico estaba probablemente dedicado a Cástor y Pólux. El interior consta de un pronaos, una cella y un opistodomos, donde se guardaban los tesoros, las ofrendas y los registros públicos. Hay seis columnas en cada fachada y trece a lo largo de los lados más largos; cada una consta de cuatro tambores estriados. En el friso se alternan triglifos y metopas lisas. El templo se encuentra en tan buen estado en gran parte porque se convirtió en una basílica cristiana en el año 597 d.C., cuando el interior se transformó en arcadas con tres naves.

El templo de los Dioscuros (Cástor y Pólux)

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

El nombre es una convención y los restos actuales fueron reconstruidos en el siglo XIX. Originalmente, el templo del siglo V a.C. medía unos 34 x 16 metros y tenía una disposición de 6 x 13 columnas externas. Fue destruido en el asedio del 406 a.C. Delante del templo hay un altar circular, que en su día se utilizaba para sacrificar animales y verter libaciones en las ceremonias religiosas y que era una parte importante del santuario a Deméter y Perséfone.

El templo de Hércules

El templo más antiguo del lugar se construyó hacia el año 510 a.C. en honor al héroe griego Hércules, que era especialmente venerado en Agrigento. La base del templo mide 73,9 x 27,7 metros y la altura total sería de unos 16 metros. Originalmente, había 6 columnas en cada fachada y 15 a lo largo de los lados, pero hoy en día solo se conservan nueve, reedificadas en 1922. Cada columna estaba compuesta por cuatro tambores estriados y el frontón habría llevado una escultura decorativa. En el interior había una estatua de bronce.

Eliminar publicidad

Advertisement

El templo de Juno (Hera Lacinia)

Construido entre 450 y 430 a.C., el templo dórico medía unos 41 x 20 metros y 15,3 m de altura. Originalmente, había seis columnas en cada fachada y 13 a lo largo de los lados largos. Cada columna consta de cuatro tambores y hoy en día se conservan 30. Curiosamente, todavía se pueden ver aquí y allá las manchas negras de los daños causados por el fuego en el ataque cartaginés del año 406 a.C. En el interior del templo se encontraba una estatua de la diosa Hera (nombre romano: Juno), venerada por su papel de protectora de los matrimonios y las ceremonias nupciales, y los ritos habrían tenido lugar en el exterior del templo; las ruinas del enorme altar pueden verse todavía hoy.

Temple of Zeus Model, Agrigento
Maqueta del Templo de Zeus, Agrigento
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

El templo de Zeus

El enorme templo de Zeus (o Olympieion) se construyó en el 480 a.C. para conmemorar la victoria sobre Cartago en la batalla de Himera. Se trata de uno de los mayores templos construidos en la antigüedad, con unas dimensiones de 113 x 56 metros y una base de cinco escalones, con una altura de 33 metros y el tamaño de un estadio de fútbol moderno. También era inusual porque, en lugar de las típicas columnas externas exentas, las columnas inusualmente gruesas (7 en las fachadas x 14 en los lados largos) estaban encajadas en una media pared, y los espacios superiores entre las columnas estaban llenos de enormes figuras atlantes (la versión masculina de la cariátide, también conocida como telemones) que parecían sostener el techo con sus brazos doblados. Estas 38 figuras divinas medían 7,6 metros de altura, pero los estudiosos siguen discutiendo su posición exacta. La altura de las columnas del templo era de 16,88 metros y su anchura en la base de 4,22 metros. Según Diodoro, los frontones tenían esculturas que representaban una gigantomaquia y escenas de la guerra de Troya.

El templo es también un ejemplo temprano y raro en la arquitectura griega del uso del hierro dentro de los bloques de piedra. Se cortaron ranuras en las piedras del arquitrabe en las que se colocaron barras de hierro (31 x 10 cm) que servían de soporte estructural mientras se ensamblaban las piedras en su posición. No tenían ningún efecto beneficioso una vez colocados los bloques, pero proporcionaban resistencia a la tracción mientras se construían los grandes bloques del arquitrabe que abarcaban el hueco excepcionalmente grande entre las columnas. En realidad, el templo no estaba terminado cuando los cartagineses lo destruyeron en el año 406 a.C.

Eliminar publicidad

Advertisement

La tumba de Terón

La tradición atribuye este monumento a Terón, y lo considera su tumba, pero en realidad, la estructura es un monumento romano del siglo I a.C. que probablemente conmemora el asedio del 262 a.C. El monumento, una combinación de elementos arquitectónicos dóricos y jónicos, mide 9,3 m de alto y 5,2 m de ancho. En la cima de la estructura había una esbelta pirámide, hoy perdida.

Kouros (The Agrigento Youth)
Kouros (La juventud de Agrigento)
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Otras estructuras y artefactos

Otras estructuras dignas de mención son el templo de Hefistos, construido hacia el 430 a.C., del que solo se conservan dos columnas y una parte de la base. También está el templo de Asclepio, la pieza central de un santuario de 10.000 metros cuadrados dedicado al dios de la curación, construido entre el 400 y el 390 a.C. Por último, hay un Ekklesiasterion del siglo IV a.C. muy bien conservado, que se utilizaba para las asambleas públicas.

Como es lógico para un asentamiento tan importante, el yacimiento es también una rica fuente de artefactos que se remontan al Neolítico. Entre las piezas más destacadas se encuentran algunos de los enormes atlantes del templo de Zeus, un fino kouros de mármol, un expresivo torso de guerrero de mármol, sarcófagos romanos finamente tallados y una excelente selección de cerámica griega de figuras rojas y negras. Todo esto se encuentra en el Museo Arqueológico de Agrigento.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un autor, investigador, historiador y editor a tiempo completo. Se interesa especialmente en arte, arquitectura, así como en descubrir las ideas compartidas por todas las civilizaciones. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2014, mayo 18). Agrigento [Agrigento]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11794/agrigento/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Agrigento." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 18, 2014. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11794/agrigento/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Agrigento." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 18 may 2014. Web. 30 sep 2022.

Afiliación