Gobierno de la antigua Grecia

Recaudación de fondos para las traducciones

Nuestra visión: educación en historia gratuita para todos, en todo el mundo, en todos los idiomas. Sabemos que es una meta ambiciosa, pero no nos detendremos. Para lograrlo, necesitamos traducir... ¡Y mucho! Haz una donación ahora y ayúdanos a tener un verdadero impacto global. ¡Te lo agradecemos!
$2052 / $3000

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Rosa Baranda
Publicado el 20 marzo 2018
X

Texto original en inglés: Ancient Greek Government

Greek Diplomatic Mission (by The Creative Assembly, Copyright)
Misión diplomática griega
The Creative Assembly (Copyright)

Los sistemas de gobierno de la antigua Grecia, variaban según los griegos buscaban respuestas a preguntas tan fundamentales como, ¿quién debería gobernar y cómo? ¿Debería la soberanía (kyrion) estar en el gobierno de la ley (nomoi), la constitución (politea), los oficiales, o los ciudadanos? Dado que no se decantó por una respuesta definitiva a estas preguntas, el gobierno de la antigua Grecia, por tanto, tuvo formas extraordinariamente diversas y, a lo largo de muchos siglos y de unas ciudades-estado a otras , el poder político podía encontrarse en las manos de un solo individuo, una élite o en todo ciudadano varón: la democracia, ampliamente considerada como la mayor contribución de los griegos a la civilización.

Los cuatro sistemas de gobierno más comunes griegos fueron:

Eliminar publicidad

Advertisement

  • Democracia - gobierno del pueblo (ciudadanos varones).
  • Monarquía - gobierno de un individuo que ha heredado el puesto.
  • Oligarquía - gobierno de un grupo selecto de individuos.
  • Tiranía - gobierno de un individuo que se ha hecho con el poder de manera anticonstitucional.

Nuestro conocimiento de los sistemas políticos de la antigua Grecia proviene de una amplia gama de fuentes. Mientras que en el caso de Atenas es posible recrear una historia más completa, la imagen que tenemos de los sistemas de la mayoría de ciudades-estado está incompleta, y se desconocen muchos detalles sobre el funcionamiento del aparato político. Sin embargo, sí que nos han llegado más de 150 discursos políticos y 20.000 inscripciones que incluyen 500 decretos y 10 leyes. También hay dos textos específicamente políticos del mismo título, La constitución de los atenienses, uno escrito por Aristóteles o uno de sus discípulos y el otro atribuido, por algunos, a Jenofonte. Otras fuentes que hablan sobre la política y el gobierno son la Política de Aristóteles y las obras históricas de Heródoto, Tucídides y Jenofonte. Además de todo esto, Aristófanes suele satirizar la política en sus comedias.

Democracia

La constitución de Atenas se conoce como una democracia porque respeta los intereses no de la minoría sino de todo el pueblo. Cuando se trata de resolver disputas privadas, todo el mundo es igual ante la ley; cuando se trata de preferir a una persona en vez de otra para los cargos de responsabilidad pública, lo importante no es la pertenencia a una clase particular, sino la capacidad real que tenga el hombre en cuestión. (Pericles, 431 AEC)

CUALQUIER CIUDADANO VARÓN DE MÁS DE 18 AÑOS PODÍA HABLAR, AL MENOS EN TEORÍA, Y VOTAR EN LA ASAMBLEA DE ATENAS.

La palabra democracia proviene del griego dēmos, que hacía referencia al conjunto de toda la población, y aunque Atenas se ha llegado a asociar con el nacimiento de la democracia, demokratia, desde alrededor del 460 AEC, otros estados griegos también establecieron un sistema político similar, como cabe destacar en Argos, Siracusa (brevemente), Rodas y Eritras. Sin embargo, Atenas es el estado del que más sabemos. La asamblea de Atenas se reunía al menos una vez al mes, puede que dos o tres veces, en la colina Pnyx en un espacio dedicado a ello que podía acomodar a 6000 ciudadanos. Cualquier ciudadano varón de más de 18 años podía hablar, al menos en teoría, y votar en la asamblea, normalmente levantando la mano sin más. La asistencia se llegó incluso a pagar en ciertos periodos, como una medida para alentar a los ciudadanos que vivían lejos y no podían permitirse los días libres para asistir.

Eliminar publicidad

Advertisement

Speaker's Platform, Athens Assembly, Pynx, Athens
Plataforma de oradores, Asamblea de Atenas, Pynx, Atenas
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Los ciudadanos representaban probablemente un 10 o 20 % de la población de la polis, y se ha calculado que, de estos, tan solo 3.000 participaban activamente en la política. De este grupo, puede que tan solo 100 ciudadanos, los más ricos, más influyentes y los mejores oradores, dominaran el escenario político, tanto frente a la asamblea como entre bastidores, en reuniones políticas conspiratorias privadas (xynomosiai) y otros grupos (hetaireiai). Quienes criticaban la democracia, tales como Tucídides y Aristófanes, también señalaron que al dēmos lo podía convencer fácilmente un buen orador o los líderes populares (los demagogos) y podía dejarse llevar por sus emociones. Puede que la mala decisión más famosa de la democracia ateniense fuera la sentencia de muerte dada al filósofo Sócrates en 399 AEC.

Los temas que se trataban en la asamblea iban desde decidir las magistraturas hasta organizar y mantener los suministros de alimentos o debatir asuntos militares. En Atenas también había un organismo más pequeño, al igual que en Élide, Tegea y Tasos, el boulē, que decidía y determinaba la prioridad de los temas que se discutían en la asamblea. Además, en tiempos de crisis y guerras, este organismo también podía tomar decisiones sin que se reuniera la asamblea. El boulē o consejo de 500 ciudadanos era elegido por sorteo y tenía un plazo limitado en el cargo, que actuaba como una especie de comité ejecutivo de la asamblea. Los decretos de la Asamblea también podían ser impugnados por los tribunales. Con una función similar a la del boulē, también estaba el consejo de ancianos, hombres selectos de más de 60 años, la gerousia, de Esparta, que también tenía a los dos reyes espartanos como miembros y tenía cierto poder legal. Otros organismos de ancianos también existían en Corinto y Estínfalo. En Atenas, el Areópago era un consejo parecido, en el que los ancianos se convertían en miembros vitalicios.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Socrates Bust, Palazzo Massimo
Busto de Sócrates, Palazzo Massimo
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Luego, en otros estados griegos también había asambleas democráticas, aunque a veces tenían una estipulación de un mínimo de propiedad para los asistentes (como en la Federación Beocia de 447-386 AEC). Algunas ciudades-estado también mezclaban las asambleas democráticas con una monarquía, como por ejemplo Macedonia y Molosia.

LOS REYES DE ESPARTA ESTABAN CONTROLADOS POR LOS ÉFOROS (EPHOROI) QUE A SU VEZ ERAN ELEGIDOS POR LA ASAMBLEA.

Monarquía

En el mundo griego las monarquías eran raras y a menudo solo se distinguían de una tiranía cuando el gobernante hereditario era más benevolente y gobernaba realmente por el interés del pueblo. Las monarquías más famosas fueron las de los estados de Macedonia y Épiro, donde el gobernante compartía el poder con una asamblea, aunque en la práctica esta estaba bastante limitada. A pesar de que Esparta también tenía una asamblea ciudadana, lo más conocido es su sistema de dos reyes. Aunque no eran monarcas absolutos, sí que tenían un gran poder cuando lideraban al ejército espartano en tiempos de guerra. En tiempos de paz los reyes estaban controlados por los éforos (ephoroi), que a su vez eran elegidos por la asamblea. Es evidente que era necesario cierto grado de consenso político para que este aparato superpuesto funcionara. Los reyes también eran miembros de la gerousia en la que se los admitía desde una edad temprana, así que debían de tener una importante ventaja sobre los demás miembros, que no podían unirse hasta que no cumplieran 60 años. Sin embargo, los reyes espartanos podían ser juzgados e incluso exiliados.

Eliminar publicidad

Advertisement

Tiranía

Los tiranos eran los únicos gobernantes de un estado que se habían hecho con el poder de manera anticonstitucional, a menudo asesinando a su predecesor. Sin embargo, los tiranos griegos no eran necesariamente gobernantes malvados (como se entiende hoy en día la palabra); simplemente cuidaban de sus intereses propios. Siracusa, en Sicilia, tuvo una lista de tiranos famosos; por ejemplo, Dionisio desde 450 AEC y su hijo Dionisio II, que accedió al poder en 367 AEC. Otros tiranos conocidos son Pisístrato en Atenas, desde alrededor de 560 AEC (un típico tirano benevolente que de hecho allanó el camino para la democracia), Fidón en Argos (c. 660 AEC), Licofrón en Tesalia, la dinastía de Cípselo, que contaba con Periandro, en Corinto (c. 657-585 AEC) y Polícrates en Samos ( 530-522 AEC). Para los atenienses, la tiranía se convirtió en lo opuesto a la democracia, una posición que permitía a los ciudadanos de Atenas sentir cierta superioridad. Este sentimiento se hace especialmente evidente en la demonización de los reyes persas Darío y Jerjes, los tiranos por excelencia.

Periander
Periander
Jastrow (Public Domain)

Oligarquía

Una oligarquía es un sistema en el que el poder político está controlado por un grupo selecto de individuos, a veces en pequeño número, pero que también puede incluir grandes grupos. Para los griegos, y más particularmente para los atenienses, cualquier sistema que excluyera del poder a todo el conjunto de ciudadanos y no fuera una tiranía o una monarquía se describía como una oligarquía. Las oligarquías puede que fueran el sistema de gobierno más común en las ciudades-estado, y a menudo ocurrían cuando la democracia no funcionaba bien. Por desgracia, la información relativa a las oligarquías del mundo griego es escasa. Se sabe que en 411 AEC en Atenas, "la oligarquía de los 400" le quitó el poder a la Asamblea y después esta también fue reemplazada por una oligarquía más moderada de 5000. En 404 AEC, tras la derrota del ejército ateniense en Sicilia, hubo una oligarquía de "los treinta tiranos" en Atenas, que fue un régimen especialmente brutal, conocido por sus ejecuciones sumarias. Otros estados que también tuvieron un sistema oligárquico son Mégara y Tebas.

EN CIERTA MEDIDA, SE ESPERABA QUE EL CIUDADANO HONORABLE DESEMPEÑARA UN PAPEL ACTIVO EN LA VIDA CÍVICA.

Funcionarios públicos

En Atenas la ley la creaban y la aplicaban los magistrados (archai). Todos los ciudadanos podían ser elegidos para este puesto, y de hecho puede que hubiera ciertas expectativas de que el ciudadano honorable cumpliera con su papel de manera activa en la vida cívica. Los griegos no veían al estado como una entidad que interfería y que quería limitar las libertades del individuo, sino que lo entendían como un aparato a través del cual el individuo podía expresar su pertenencia a la comunidad plenamente. La rotación regular de los archai, gracias a un periodo de mandato limitado y a la prohibición de reelección, significaba que se podían controlar los abusos de poder y que los gobernantes, a su vez, se convertirían en gobernados. También existían varias juntas de funcionarios que tomaban las decisiones administrativas; los miembros de estas juntas a menudo provenían de las diez tribus tradicionales. La mayoría de puestos cívicos eran de corto plazo y se elegían por sorteo, para asegurarse de que el soborno fuera mínimo. También es importante que los puestos de poder a menudo requerían no solo de tiempo libre sino también de la disposición económica para financiar proyectos municipales tales como la construcción naval y los festivales. Por este motivo, probablemente se daba el caso de que los puestos públicos en realidad estaban dominados por los ciudadanos más ricos.

Eliminar publicidad

Advertisement

En Esparta, los funcionarios estatales más importantes eran los cinco éforos. Probablemente era la asamblea de Esparta la que los elegía y mantenían el cargo un año solamente. Sin embargo, durante ese tiempo tenían poder en la mayoría de las áreas de la vida cívica y podían nombrar y controlar a todos los demás funcionarios públicos.

Los comandantes militares también tenían cargos públicos en algunas ciudades-estado. En Atenas, la junta de diez generales electos, conocida como el strategoi, podía influir en la agenda de la Asamblea y dar prioridad así a sus propias empresas. Estaban sujetos a votos de confianza por parte de la Asamblea, pero eso no impidió que Pericles, por ejemplo, ocupara el cargo de strategos durante 15 años seguidos.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Rosa Baranda
Traductora de inglés y francés a español. Tiene un profundo interés por la historia, especialmente la antigua Grecia y Egipto. Hoy en día escribe subtítulos para clases online y traduce textos sobre historia y filosofía entre otras cosas.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses especiales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y el descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene un máster en Filosofía Política y es el director de publicaciones de la WHE.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2018, marzo 20). Gobierno de la antigua Grecia [Ancient Greek Government]. (R. Baranda, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11753/gobierno-de-la-antigua-grecia/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Gobierno de la antigua Grecia." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. Última modificación marzo 20, 2018. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-11753/gobierno-de-la-antigua-grecia/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Gobierno de la antigua Grecia." Traducido por Rosa Baranda. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 20 mar 2018. Web. 08 dic 2021.

Afiliación