Torá

Definición

Justin King
por , traducido por Francisco Soto
Publicado el 09 mayo 2012
X

Texto original en inglés: Torah

Torah (by Horsch, Willy, CC BY-SA)
Torá
Horsch, Willy (CC BY-SA)

La Torá, también conocida como el Pentateuco (del griego «cinco libros»), es la primera colección de textos de la Biblia hebrea. Trata de los orígenes no solo de los israelitas, sino de todo el mundo. Aunque tradicionalmente la palabra hebrea torah se ha traducido al español como «ley» debido a su traducción en la Septuaginta (las traducciones griegas de la Biblia hebrea) como nomos (ley), es mejor entenderla y traducirla como «enseñanza» o «instrucción». La Torá es el resultado de un largo proceso de edición (o redacción, como la llaman los estudiosos). Esto significa que no hay una fecha que se pueda señalar como fecha de redacción. La mayoría de los estudiosos piensan que las últimas redacciones importantes tuvieron lugar después del año 539 a.C., cuando Ciro el Grande conquistó el Imperio neobabilónico. La Torá fue, y sigue siendo, el conjunto central de textos sagrados (escrituras) para el judaísmo debido a su enfoque en las formas correctas (ritualmente, éticamente, teológicamente, etc.) de vida para las tribus de Israel; aunque cómo exactamente se debe vivir según la Torá ha sido, y sigue siendo, un tema complicado.

Estructura

La Torá está compuesta por cinco libros que nos presentan una narración completa, desde la creación hasta la muerte de Moisés a orillas del río Jordán. La cuestión de la relación entre la historia y los relatos de la Torá es compleja. Si bien la Torá menciona lugares históricos (por ejemplo, Ur en Génesis 11) y figuras históricas (por ejemplo, el faraón en Éxodo 1, tal vez Ramsés II), no tenemos ningún registro arqueológico o textual de los eventos específicos o de los actores clave descritos (por ejemplo, Moisés).

Eliminar publicidad

Advertisement

LA TORá está compuesta por CINCO LIBROS QUE NOS PRESENTAN UNA NARRACIÓN COMPLETA DESDE LA CREACIÓN HASTA LA MUERTE DE MOISÉS A ORILLAS DEL RÍO JORDÁN.

Génesis

El Génesis se divide en cuatro movimientos literarios. El primer movimiento se conoce como la «historia primitiva», que cuenta la historia del mundo desde la «creación» hasta el llamado de Abraham. El segundo movimiento es el ciclo de Abraham, capítulos 12:1-25:18, que narra la historia de Abraham desde su llamado hasta su muerte. El tercer movimiento, capítulos 25:19-36:43, es el ciclo de Jacob, que narra la historia de Jacob desde su nacimiento hasta los sueños de su hijo José. El cuarto movimiento, capítulos 37-50, es el ciclo de José, que narra la historia de José y sus hermanos. La narración del Génesis comienza con la creación del mundo, pero con cada movimiento la narración se va centrando cada vez más en acontecimientos específicos. Pasa de centrarse en todo el orden creado para la humanidad, a centrarse en una familia concreta (la de Abraham), para luego centrarse en uno de sus hijos (Jacob/Israel) y culminando con la «creación» de la tribu de Israel y la presencia de israelitas en Egipto.

Eliminar publicidad

Advertisement

Éxodo

El Éxodo se puede dividir en tres secciones generales: la liberación de Egipto (capítulos 1:1-15:21), la entrega de la Ley a Moisés en el Sinaí (15:22-31:18), y el comienzo de los 40 años (una generación) de peregrinación por el desierto (32-40).

Levítico

A diferencia del resto de la Torá, el Levítico contiene muy poco material narrativo, pero depende de la narración del Éxodo. El material de la fuente P (véase más adelante) en Éxodo describe principalmente la construcción de los utensilios de culto (por ejemplo, el Arca de la Alianza). En el Levítico, la atención se centra en la promulgación del culto, especialmente en la función de los levitas, que consiste en enseñar la distinción «entre lo santo y lo común, y entre lo limpio y lo impuro» (Lev 1:10; 15:31).

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Torah, Baku
Torá, Bakú, Azerbaiyán
Urek Meniashvili (CC BY-SA)

Números

Hay dos maneras de entender la estructura de Números. En primer lugar, se puede considerar que su estructura es geográfica, y que cada sección corresponde a un lugar concreto del peregrinaje por el desierto: El desierto del Sinaí (1:1-10:10), la tierra al este del río Jordán, también conocida como «Transjordania» (10:11-22:1), y la tierra de Moab (22:2-36:13). Sin embargo, hay dos acontecimientos clave que también pueden servir para entender la estructura del libro, los dos censos militares de los capítulos 1 y 26.

Deuteronomio

El nombre de Deuteronomio proviene de la palabra griega deuteronomion (segunda ley), que es una mala traducción de la frase hebrea mishneh hattorah hazzot (una copia de esta ley) en Deuteronomio 17:18. También es el único libro de la Torá que reivindica específicamente la autoría mosaica.

Eliminar publicidad

Advertisement

Cuatro sobrescripciones editoriales aclaran la estructura del Deuteronomio. La parte 1 (1:1-4:43) es principalmente una reflexión de Moisés sobre la historia de los israelitas desde el Sinaí (o Horeb, como se denomina en el Deuteronomio) hasta Transjordania y una discusión sobre el destino del pueblo de Dios. La segunda parte (4:44-28:68) es la parte clave del libro, ya que contiene la entrega de la Torá (la enseñanza e instrucción autorizada) que dicta cómo debe vivir Israel (ética, culto, política, socialmente, etc.) si quiere asegurar su existencia política. La tercera parte (29-32) contiene la alianza que Moisés hace con Israel y relata el encargo de Josué. La cuarta parte (33-34) concluye con la bendición de las tribus de Israel y una narración sobre la muerte y el entierro de Moisés. El Deuteronomio, y como tal la Torá, concluye con el pueblo de Israel preparado para entrar en la tierra prometida.

Redacción

Tradicionalmente, se ha dado por sentado (tanto por los judíos como por los cristianos) que Moisés fue el autor de la Torá. Sin embargo, en el siglo XVII, esta suposición comenzó a ser cuestionada. En el siglo XIX, el erudito alemán Julius Wellhausen presentó la primera formulación importante de lo que se conoce como la Hipótesis Documental en su Prolegomena zur Geschichte Israels (publicados por primera vez en alemán en 1878 y en español como Prolegómenos a la Historia de Israel). Desde entonces, la Hipótesis Documental ha sido objeto de una importante revisión, y entre muchos estudiosos, en particular los de América del Norte, sigue siendo la teoría dominante para explicar la composición de la Torá.

En pocas palabras, esta teoría afirma que el conjunto de la Torá se compone de cuatro fuentes principales: J (Yahwista), E (Elohista), D (Deuteronomista) y P (Sacerdotal [Priestly en inglés]). Lo más probable es que estas fuentes no sean textos, sino grupos particulares de individuos que fueron inicialmente responsables de la composición y transmisión de las fuentes (como tradiciones orales y/o composiciones escritas) que posteriormente fueron incorporadas a la Torá por la fuente P. Los eruditos utilizan el término «fuente» de manera muy general en este contexto para permitir la ambigüedad de lo que eran estas «fuentes».

Eliminar publicidad

Advertisement

La fuente J se gana su nombre por el hecho de que prefiere el Tetragrámaton («Las cuatro letras»), YWHW (normalmente pronunciadas como «Yahvé», aunque esta pronunciación es discutida), para el nombre del dios de Israel. La razón de que sea la fuente «J» y no la fuente «Y» es que la teoría se planteó por primera vez en Alemania, donde YHWH se escribe con una J en lugar de una «Y». YHWH parece muy humano (por ejemplo, se dice que YHWH camina con los humanos [véase Génesis 2]), los personajes de Abraham, Isaac y Jacob no están idealizados en la narración, y la moralidad no es absoluta. Además, se hace hincapié en la nación de Judá. Esta fuente se ha fechado tradicionalmente entre el año 1000 a.C. y el 900 a.C., lo que posiblemente sea contemporáneo de las cortes reales de David y Salomón.

Mosaic of Temple Facade with Torah Ark
Mosaico de la fachada del templo con el arca de la Torá
Dana Murray (CC BY-NC-SA)

Al igual que la J, la fuente E recibe su nombre de su denominación preferida para el dios de Israel. Utiliza la palabra hebrea genérica elohim, que puede significar «dioses», «dios» (como términos genéricos para otras deidades), o como «Dios» (refiriéndose específicamente al dios de Israel). En contraste con J, E enfatiza el Reino del Norte de Israel. En lugar de hablar directamente a la humanidad, la fuente E tenía a Dios hablando directamente a Abraham. Esta fuente suele datarse en los siglos VIII o IX a.C. y es probable que sea una importación del Reino del Norte de Israel. Hay evidencia de que E y J se editaron juntas en un momento anterior al período exílico, siendo J la fuente principal, y E editada para integrarla en J. Por lo tanto, algunos estudiosos tratan a J y E como una sola fuente (llamándola la fuente JE) o dejan de lado a E por completo.

D, o el Deuteronomista, fue seguramente una escuela de reformadores escribas de alrededor de la época de Josías, c. 621 a.C., un rey del Reino de Judá. D es responsable del libro del Deuteronomio y poco más de la Torá. Sin embargo, es presumiblemente responsable (como autores y/o editores) de los libros de Josué, Jueces, Samuel, Reyes (conocido como la Historia Deuteronomista) así como editor de Jeremías y secciones del Libro de los Doce (Oseas-Malaquías). D se caracteriza por una moral absoluta, un culto centrado en el Templo de Jerusalén y el ciclo del pecado y el arrepentimiento. Posiblemente alguna forma de lo que conocemos como Deuteronomio fuera encontrada por el Sumo Sacerdote de Josías, como se registra en 2 Reyes 22 y 2 Crónicas 34.

Eliminar publicidad

Advertisement

P, o la Fuente Sacerdotal, es la más fácil de identificar de las tres fuentes responsables de Génesis - Números. Esta fuente se caracteriza por los esquemas, el orden, la genealogía y los rituales y sacrificios. Al igual que J, P se centra en Judá. Mientras que JE es claramente narrativa, P contiene tanto narrativa (como el relato de la creación en Génesis 1 y la narración del diluvio de Génesis 6-8) como material ritual (como el Código de Santidad de Levítico 17-26). Esto hace que sea muy difícil caracterizar el género de P. Normalmente se piensa que es la última de las cuatro fuentes en componer y redactar la Torá, probablemente activa en algún momento del periodo persa (539 - c. 330 a.C.).

La hipótesis documental no está exenta de problemas. Hace tiempo que se reconoce que la E carece de un flujo narrativo claro. Si alguna vez fue una fuente independiente, hace tiempo que fue absorbida por J. Por esta razón, los estudiosos están pasando a hablar de JE en lugar de J y E. Al igual que E, es difícil identificar una narrativa continua de J que recorra toda la Torá.

Además, a pesar de ser la única fuente que puede identificarse fácilmente a lo largo de toda la Torá, parece que P no es realmente una fuente independiente, sino que se compuso deliberadamente para encajar en el material narrativo de J y E. Las desconexiones narrativas entre el Génesis y el Éxodo hacen que sea poco probable una fuente continua desde el Génesis hasta los Números. Por ejemplo, solo unos pocos versículos (Génesis 50:14, 24; Éxodo 1:8-7) explican superficialmente la transición de José como la segunda persona más poderosa de Egipto a ser desconocido por el faraón, y de los israelitas como nómadas en Canaán a esclavos en Egipto. Además, solo un pasaje del Génesis (15:13-16) da alguna indicación de que los israelitas tendrán que abandonar primero Canaán y luego volver a la tierra prometida.

A la luz de estas cuestiones, entre los eruditos europeos hay un movimiento general que se aleja de la comprensión tradicional de la Hipótesis Documental, para entender que el Génesis y la historia de Moisés (Éxodo y siguientes) son dos narraciones de origen que compiten entre sí y que posteriormente fueron editadas juntas por la fuente P. Siguen viendo J y E (o JE) en el Génesis, pero no creen que J o E sean fuentes completas que recorran toda la Torá. P sigue siendo visto como el redactor final y D sigue siendo responsable de la Historia Deuteronomista.

Bibliografía

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Francisco Soto
Francisco es un joven profesor de francés e inglés. Sus intereses incluyen historia, religión y lingüística. Está involucrado en varios proyectos para traducir textos sobre civilizaciones antiguas al español. Sigue ahora con una Maestría en Educación Superior.

Cita este trabajo

Estilo APA

King, J. (2012, mayo 09). Torá [Torah]. (F. Soto, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10696/tora/

Estilo Chicago

King, Justin. "Torá." Traducido por Francisco Soto. World History Encyclopedia. Última modificación mayo 09, 2012. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10696/tora/.

Estilo MLA

King, Justin. "Torá." Traducido por Francisco Soto. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 09 may 2012. Web. 24 ene 2022.

Afiliación