Hera

Definición

Mark Cartwright
por , traducido por Agustina Cardozo
Publicado el 10 septiembre 2012
X
translations icon
Disponible en otros idiomas: inglés, francés, turco
Hera (by SquinchPix.com, Copyright)
Hera
SquinchPix.com (Copyright)

Hera (nombre romano: Juno) es la esposa de Zeus y reina de los antiguos dioses griegos. Representaba a la mujer ideal, era la diosa del matrimonio y la familia, y protectora de las mujeres en el parto. Aunque siempre fue fiel, Hera era famosa por su naturaleza celosa y vengativa, principalmente dirigida contra las amantes de su marido y sus hijos ilegítimos.

Relaciones familiares

En la mitología griega, Hera era hija de Cronos y Rea, y madre de Ares (dios de la guerra), Hebe (diosa de la juventud) e Ilitía (diosa del parto), todos ellos con Zeus. Hera también dio a luz en solitario a Hefistos (dios de la metalurgia) en represalia por el nacimiento de Atenea, también en solitario, por parte de Zeus. Sin embargo, Hera arrojó a Hefistos del monte Olimpo por su fealdad, y al caer a la tierra, el dios quedó cojo. En otros relatos, Hefistos fue arrojado desde los cielos por Zeus precisamente a causa de su cojera. En cualquier caso, Hefistos le guardó rencor a su madre e incluso la encarceló en un trono especial. Hera solo se liberó del dispositivo prometiendo a su hijo la mano de Afrodita en matrimonio.

Eliminar publicidad

Advertisement

Las infidelidades de Zeus

Hera luchaba constantemente con la infidelidad de su marido Zeus y a menudo se vengaba rápidamente.

Hera luchaba constantemente con la infidelidad de su marido y a menudo se vengaba rápidamente. Leto fue castigada por Hera prometiendo maldecir cualquier tierra que diera refugio a la diosa embarazada. Solo después de meses de vagabundeo pudo Leto encontrar un lugar (Delos) para dar a luz a su hijo, el dios Apolo. Incluso entonces, Hera hizo que su hija Ilitía prolongara el parto a nueve meses.

En varias versiones, un mito muy popular involucraba a Hera, Zeus e Io. En algunos relatos, la reina de los dioses convirtió a Io, una de sus sacerdotisas y antigua princesa de Argos, en una vaca, para disuadir los avances de Zeus, pero en otras versiones, fue Zeus quien convirtió a la muchacha en una vaca blanca, ya sea para encontrarse secretamente con ella o para persuadir a Hera de que no estaba realmente interesado en Io. Sin embargo, Hera descubrió su cortejo, se hizo con la custodia de la vaca y encargó al centenario Argos que la custodiara. Zeus empleó entonces a Hermes para adormecer a Argos y matarlo. En memoria, Hera puso entonces sus cien ojos en las alas de un pájaro: el pavo real. Finalmente, para no ser menos, la diosa griega envió un tábano para que molestara continuamente a la desafortunada Io.

Eliminar publicidad

Advertisement

Otras víctimas de los celos de Hera fueron Sémele, que fue engañada por Hera para que pidiera a Zeus que se revelara en todo su esplendor divino y la vista la destruyó inmediatamente. Calisto fue otra de las amantes de Zeus que sufrió la ira de Hera al ser convertida en oso y cazada por Artemisa. Zeus, compadecido, la convirtió más tarde en una constelación, la Osa.

Hera hizo todo lo posible para vengarse de la infidelidad de Zeus con Alkmene, centrando principalmente su ira en su hijo Hércules. Hera retrasó su nacimiento para que su primo Euristeo pudiera reclamar el trono de Tirinto, envió dos serpientes para matar al niño mientras dormía, hizo que el héroe se volviera loco y matara a su propia esposa e hijos, e hizo que Euristeo le impusiera sus doce trabajos, que al ser tan peligrosos, esperaba que fueran fatales. También puso a la Hidra de Lerna en contra de los habitantes de la ciudad natal de Hércules y puso a las Amazonas en contra del héroe cuando este fue en busca del cinturón de Hipólita. Hera también fue responsable de algunos de los feroces monstruos contra los que tuvo que luchar Hércules: el león que aterrorizaba a Nemea y el dragón Ladón que protegía los manzanos sagrados de la diosa, un regalo de boda de Gea. Sin embargo, otro héroe panhelénico que recibió el favor de Hera fue Jasón, de la fama del Vellocino de Oro. El héroe había ayudado a la diosa sin saberlo cuando se disfrazó de anciana y quiso cruzar un peligroso río, y ella le prometió estar siempre a mano en cualquier momento de necesidad.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Elis Silver Stater
Estatera de plata de Elis
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Por último, otras dos víctimas de la reina de los dioses fueron Ixión, que fue atado a una rueda que no paraba de girar en el Hades como castigo por intentar seducir a Hera, y Tityos, que fue castigado por la misma indiscreción encadenado a una roca y destinado a que un buitre le comiera el hígado todos los días.

La guerra de Troya

Hera fue una de las principales protagonistas de la historia de la Guerra de Troya, tal y como se cuenta en la Ilíada de Homero. La diosa apoya a los aqueos y a menudo trama con otras deidades para provocar la caída de Troya, ya que nunca perdonó al príncipe troyano Paris por elegir a Afrodita por encima de ella como la diosa más bella. En la Ilíada, Hera menciona tres ciudades que quería especialmente: Argos, Esparta y Micenas. También se dice que de niña fue criada por Océano y Tetis mientras Zeus luchaba con Cronos. Homero describe a Hera como "de brazos blancos", "de ojos de buey" y "Hera de Argos". Hesíodo, en su Teogonía, también describe a Hera como: "de Argos" y más frecuentemente como "de arena dorada".

Eliminar publicidad

Advertisement

Lugares sagrados

Hera era una figura importante en la religión griega. Era la patrona de Argos, que poseía un santuario para la diosa desde mediados del siglo VIII a.C. También tenía un templo dedicado a ella en Olimpia (650-600 a.C.), y Tirinto era un importante centro de culto a la diosa en el siglo VII a.C. La isla de Samos, que según algunos relatos es el lugar de nacimiento de la diosa, ya era un centro de culto a la diosa griega en el período micénico, a mediados del segundo milenio a.C., y a partir del siglo VIII a.C. se creó un importante centro que prosperó hasta el período romano. Hera era muy apreciada en Elis, donde las monedas representaban a la diosa en los siglos V y IV a.C. En toda Grecia se celebraban competiciones deportivas para mujeres, los Juegos hereos (heraia), en honor a Hera, así como festivales matrimoniales anuales (hierogamia) en los que las parejas representaban el matrimonio de Zeus y Hera.

Temple of Hera, Selinus
Templo de Hera, Selinunte
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Representación en el arte

Como una de las deidades más importantes, Hera era una figura destacada en el arte griego antiguo, especialmente en la cerámica ática de figuras rojas y negras. Sin embargo, sin atributos específicos, a menudo es difícil distinguirla de otras diosas. La mayoría de las veces está sentada en un trono y a veces lleva una corona (polos), sostiene un cetro real y lleva un velo nupcial. En ocasiones también se la representa sosteniendo una granada, símbolo tradicional de la fertilidad. Otras asociaciones son el pavo real (símbolo de orgullo) y el cuco, la forma que adoptó Zeus por primera vez cuando cortejó a Hera (se dice que la diosa tenía a ambos como mascotas en el Olimpo) y, por último, con la flor de lirio.

Hera como Juno romana

En la cultura romana, la diosa siguió existiendo como Juno, aunque representaba principalmente los atributos de buena familia y fidelidad matrimonial de Hera, más que la celosa vengadora de la infidelidad. Juno era uno de los dioses romanos más importantes, junto con Júpiter y Minerva; de hecho, también era la patrona de la propia Roma. La Matronalia era una fiesta anual que se celebraba en su honor en junio, el mes que llevaba su nombre y el período considerado más propicio para casarse en la cultura romana.

Eliminar publicidad

Advertisement

Eliminar publicidad

Publicidad

Bibliografía

Sobre el traductor

Agustina Cardozo
Agustina es traductora pública y vive en Uruguay. Tiene estudios avanzados de lingüística, le encantan la historia y las humanidades en general. Es la editora de español de la World History Encyclopedia.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark es un escritor de historia radicado en Italia. Sus intereses principales incluyen la cerámica, la arquitectura, la mitología mundial y descubrir las ideas que todas las civilizaciones tienen en común. Tiene una maestría en filosofía política y es director de publicaciones en World History Encyclopedia.

Cita este trabajo

Estilo APA

Cartwright, M. (2012, septiembre 10). Hera [Hera]. (A. Cardozo, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10295/hera/

Estilo Chicago

Cartwright, Mark. "Hera." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. Última modificación septiembre 10, 2012. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-10295/hera/.

Estilo MLA

Cartwright, Mark. "Hera." Traducido por Agustina Cardozo. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 10 sep 2012. Web. 14 ago 2022.

Afiliación