Marco Aurelio

Definición

Joshua J. Mark
por , traducido por Martin Guzman
Publicado el
X

Texto original en inglés: Marcus Aurelius

Marcus Aurelius, Palazzo Massimo (by Mark Cartwright, CC BY-NC-SA)
Marco Aurelio, Palacio Massimo
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Marco Aurelio reinó como emperador romano desde el 161 al 180 EC, y es mejor conocido como el último de los Cinco Emperadores Buenos de Roma (después de Nerva, Trajano, Adriano y Antonino Pío) y como el autor de la obra filosófica Meditaciones. Durante mucho tiempo ha sido respetado por encarnar el concepto platónico del rey filósofo tal como se articula en la República de Platón: un gobernante que no busca el poder para sí mismo, sino para ayudar a su pueblo. Fue introducido a la filosofía a una edad temprana y sus Meditaciones, compuestas durante campaña en sus cincuentas, dejan claro que mantuvo una visión profundamente filosófica, específicamente estoica, a lo largo de su vida.

Su reinado, de hecho, está definido por la visión estoica y es referido como "el filósofo" por el historiador posterior Dion Casio (c. 155 - 235 EC) y el autor (o autores) de la Historia Augusta (siglo IV EC), una historia de los emperadores romanos. Su perspectiva estoica se expresa a lo largo de sus Meditaciones y su visión de la responsabilidad de uno con los demás se expresa en una línea del libro VIII.59: "Las personas existen por el bien de los demás; enséñales, entonces, o ten paciencia con ellos".

Eliminar publicidad

Advertisement

Marco Aurelio constantemente ponía las necesidades de la gente antes que sus propios deseos de gloria y trabajó por el bien común.

Vivió su filosofía tanto en su vida privada como pública, en la que constantemente ponía las necesidades de la gente antes que sus propios deseos o visión de gloria, y trabajó por el bien común. Sin embargo, es una de las ironías de la historia, ya que su reinado se caracteriza por la guerra incesante y la persecución de la nueva secta religiosa del cristianismo. Aun así, exitosamente llevó a cabo campañas en Germania y gestionó los asuntos del imperio de manera eficiente. Murió de causas naturales después de una enfermedad en el año 180 EC y fue deificado inmediatamente.

En la actualidad, probablemente sea más conocido por la popular película Gladiador (2000 EC) como el padre de Cómodo (r. 177 - 192 EC) cuya decisión de saltar a su hijo como sucesor sirve como el punto de partida para la trama de la película. Contrario a la representación en la película, Marco Aurelio no fue asesinado por Cómodo y, de hecho, cogobernaría junto a su padre desde el 177 al 180 EC y lo sucedió sin oposición; aunque demostraría ser uno de los peores gobernantes que Roma tendría que soportar y su reputación sufrió más en comparación con su padre.

Eliminar publicidad

Advertisement

Bust of Marcus Aurelius
Busto de Marco Aurelio
Osama Shukir Muhammed Amin (CC BY-NC-SA)

Vida Temprana

Marco Aurelio nació en España el 26 de abril del 121 EC en una familia aristocrática patricia. Su nombre de nacimiento era Marco Annio Vero, en honor a su padre del mismo nombre. Su abuelo y bisabuelos paternos fueron senadores, y su madre, Domicia Lucila (conocida como la menor, c. 155 - 161 EC), también provenía de una familia adinerada y con conexiones políticas. El padre de Marco Aurelio murió en el c. 124 EC y fue criado principalmente por enfermeras y sus abuelos.

Los acontecimientos de su vida temprana son sugeridos por comentarios que hace en sus Meditaciones (especialmente en el Libro I), de la correspondencia hecha entre él y su maestro Frontón, y de la Historia Augusta que, aunque a menudo se considera poco confiable, es aún citada por estudiosos cuando ciertos pasajes parecen probables. Los detalles de su juventud, por lo tanto, son escasos pero es asumido que habría sido educado de acuerdo a las prácticas tradicionales de los patricios, aprendiendo griego al mismo tiempo que el latín, y preparado para una vida pública en retórica y oratoria.

¿Te gusta la historia?

¡Suscríbete a nuestro boletín electrónico semanal gratuito!

Cuando estaba en su adolescencia, alrededor del 132 EC, un maestro llamado Diogneto lo introdujo a los textos filosóficos. Probablemente se trataran de obras de filósofos cínicos que buscaban vivir de la manera más sencilla y despreciaban todas las convenciones sociales como artificios. Marco Aurelio parece haber quedado bastante impresionado con esta perspectiva, ya que luego llevó un estilo de vida típicamente cínico al vestirse con una capa de lana áspera y dormir en el suelo en lugar de su cama. Menciona esto en el Libro I.6 en referencia a como eligió "el estilo de vida griego: la cama plegable y el manto" después de su asociación con Diogneto.

Lo más probable es que también hubiera adoptado el enfoque cínico de la comida sencilla y tosca, pocas posesiones y descuido de la higiene básica.

Lo más probable es que también hubiera adoptado el enfoque cínico de la comida sencilla y tosca, pocas posesiones y descuido de la higiene básica. Aunque no está claro, parece que su madre lo obligó a parar sus búsquedas filosóficas y concentrarse en lo que ella veía como una carrera profesional más respetable.

Eliminar publicidad

Advertisement

Algún tiempo después de esto, recibió nuevos tutores en oratoria y retórica, entre los cuales estaba Herodes Ático (v. 107 - 177 CE) y Marco Cornelio Frontón (m. finales de los 160s EC) cuyas reputaciones por excelencia en sus artes eran muy respetadas y con un gran prestigio. Frontón y Marco Aurelio se convertirían en amigos para toda la vida, y tanto él como Ático ejercerían una influencia significativa sobre el joven Marco Aurelio. Poco después se comprometió con Ceyonia Fabia, hija del respetado político Lucio Ceyonio Cómodo (m. 138 EC) y hermana del futuro coemperador de Marco Aurelio, Lucio Vero (r. 161 - 169 EC)

Adopción por Antonino y Elevación al Poder

En el año 136 EC, el emperador Adriano (r. 117 - 138 EC) eligió a Lucio Ceyonio Cómodo como su sucesor por razones aún no claras. Cómodo estaba casado con la tía de Marco Aurelio, Faustina, y es probable que Adriano eligiera a Cómodo como una especie de marcador de posición para el adolescente Marco Aurelio que luego lo sucedería más tarde. Sin embargo, Cómodo murió en el 138 EC, por lo tanto Adriano eligió a Aurelio Antonino (más tarde conocido como Antonino Pío (r. 138 - 161 EC) como sucesor con una estipulación: tenía que adoptar a Marco y Lucio Vero como sus hijos y sucesores. Antonino aceptó y el joven Marco tomó el nombre de Marco Aurelio Antonino y fue preparado como el próximo emperador.

Marcus Aurelius on Campaign
Marcus Aurelius en campaña
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

Antonino Pío fue un monarca extremadamente eficaz y un importante modelo para su sucesor. Aurelio dedica un largo pasaje de alabanza a su padre adoptivo en sus Meditaciones en las que enumera las impresionantes cualidades del emperador (Libro I.16). Antonino hizo anular el matrimonio de Aurelio con Ceyonia Fabia y arregló un matrimonio entre él y la hija de Antonino, Annia Galeria Faustina (conocida como Faustina la Menor, c. 135 - 175 EC).

Eliminar publicidad

Advertisement

Antonino preparó a su sucesor en casi todos los aspectos para convertirse en un gobernante eficiente (aunque descuidó instruirlos en asuntos militares) y, aunque Marco Aurelio obedeció, sus gustos iban más hacia la introspección filosófica que hacia los deberes mundanos de la vida de la corte. Vivió donde Antonino le indicó que lo hiciera con el fin de promover su reputación como uno de la élite y también con fines prácticos en el cumplimiento de sus responsabilidades, pero parece claro que hubiera preferido una vida más simple en otro lugar. Es posible que se haya consolado a sí mismo en este momento a través de la filosofía, como lo haría a lo largo de su vida, y escribe:

Tu inteligencia será cual la hagan tus ideas habituales; pues el alma queda imbuida de sus ideas. Impregna, así la tuya con una abundancia de pensamientos como éste: allí donde se puede vivir, también se puede vivir bien. Pero se puede vivir en la corte; luego se puede vivir bien en la corte. (Meditaciones V.16)

En sus cartas a Frontón se queja de sus tutores y deberes de entonces, los cuales eran esencialmente secretariales, así como de la vida de la corte en general. Su inclinación filosófica habría hecho que aquellos deberes parecieran bastante insignificantes. El erudito Irwin Edman comenta sobre esto:

A la edad de once años, Aurelio se dedicaba a la religión, pues toda la vida la filosofía fue para él una especie de religión, la verdadera religión interior que se escondía detrás de los ritos y ceremonias de la religión imperial que se cuidaba y contentaba de observar. Estudió leyes y armas. Tenía la educación de un caballero imperial, pero de un caballero que sentía que algo faltaba en el mundo exterior y sentía que en última instancia la paz, sino la felicidad (lo cual era imposible) residía en uno mismo. (Edman, Long, 5)

Aproximadamente en este tiempo, fue introducido a dos nuevos maestros que fueron llevados a la corte por Antonino para instruir a Aurelio en filosofía. Estos fueron Apolonio de Calcedonia (fechas desconocidas) y Quinto Junio Rústico (c. 100 - 170 EC), uno de los más grandes filósofos estoicos de su época. En sus Meditaciones, Aurelio alaba enormemente a ambos hombres y lista las muchas lecciones importantes que aprendió de ellos.

Eliminar publicidad

Advertisement

Al escribir sobre Rústico, le agradece por "introducirme a los escritos de Epicteto, y prestarme su propia copia" (I.7) y, respecto a Apolonio, dice que aprendió, "independencia y confiabilidad invariable, y no prestar atención a nada, por muy fugaz que sea, excepto al logos" (I.8). Ambas entradas tienen que ver con principios filosóficos estoicos y sugiere fuertemente que no fue hasta este momento donde Aurelio se familiarizó con la perspectiva estoica.

Gold ring with Coin of Emperor Marcus Aurelius
Anillo de oro con moneda del emperador Marco Aurelio
Osama Shukir Muhammed Amin (CC BY-NC-SA)

Epicteto (v. c. 50 - 130 EC) fue el autor los Discursos y el Enchiridion, escritos famosos sobre los principios y prácticas estoicas, y del logos era la fuerza sujetadora en el universo que hacía que todas las cosas fueran y se mantuvieran funcionando armoniosamente. Si uno se concentraba en el logos, afirmaban los estoicos, uno podía vivir en paz porque se daría cuenta que todo lo que sucede es natural; es solo la interpretación propia de un evento lo que lo hace "malo" o "bueno".

Aunque Frontón se opone fuertemente al interés de Marco Aurelio por el estoicismo en sus cartas, su antiguo pupilo abrazó la filosofía por completo y pondría en práctica los principios que aprendió de sus maestros una vez que llegó al poder.

Aurelio el Emperador

En marzo del 161 EC, Antonino Pío murió y el senado miró a Marco Aurelio como el nuevo emperador; sin embargo, de acuerdo con los diseños originales de Adriano, Aurelio rechazó el honor a menos que Lucio Vero fuera elevado como coemperador con él. Su solicitud fue concedida y Aurelio y Vero iniciaron su reinado instituyendo programas para ayudar a los pobres y recompensando a los militares con más paga y mayor honor. Alentaron la libertad de expresión, las artes, la educación e impulsaron la economía, al menos por un tiempo, al degradar la moneda; los dos emperadores rápidamente se hicieron inmensamente populares entre la gente.

Aurelio continuó aferrado a sus principios estoicos como emperador, pero Vero, que siempre había sido más extravagante, se complació a si mismo con fiestas lujosas y regalos caros a sus amigos. La Historia Augusta registra una "especialmente notoria" fiesta en donde Vero repartió "cuencos de oro, plata y gemas... jarrones de oro en la forma de caja de perfumes... carruajes con arneses de plata", así como muchos otros obsequios exuberantes, la entrada concluye en "el costo de esta cena se ha estimado en seis millones de sestercios. Cuando Marco se enteró de la fiesta, se dice que gimió y lloró por el destino del mundo" (Harvey, 280).

Marcus Aurelius Statue, Ny Carlsberg Glyptotek
Estatua de Marco Aurelio, Nueva Gliptoteca Carlsberg
Carole Raddato (CC BY-SA)

A finales del 161 EC, el rey parto Vologases IV (r. 147 - 191 EC) invadió Armenia, el cual estaba bajo la protección de Roma, y la provincia romana de Siria se rebeló. Vero tenía más experiencia militar que Aurelio y tomó el mando personal de las campañas del este. También se cree que Aurelio pudo haber manipulado a Vero para que redujera sus extravagantes fiestas. Las guerras partas duraron hasta el 166 EC y concluyeron con una victoria romana. Este éxito no fue tanto a Vero sino al general Cayo Avidio Casio (v. 130 - 175 EC) quien desplegó de manera brillante a las tropas e ideó las tácticas.

Mientras Vero estaba en campaña, Aurelio permaneció en Roma y, según todos los informes, cumplió sus deberes con distinción. Se adjudicó casos judiciales, revisó y aprobó leyes que beneficiaron a todas las clases de Roma, y se ocupó de las diversas solicitudes y dificultades que llegaron de las provincias. También es durante este tiempo (c. 162 - 166 EC) que persiguió a la nueva secta del cristianismo que se negaba a honrar la religión del estado y rompía el orden social. Aunque estas persecuciones fueron condenadas más tarde cuando triunfó el cristianismo, en ese momento se habían considerado necesarias para mantener la paz.

Marco Aurelio permaneció fiel a su visión del mundo gobernado por una inteligencia natural y benigna que recorría todas las cosas.

Para el año 166 EC, el problema cristiano parecía resuelto y parecía que se ganaría la guerra con Partia. Aurelio se había casado con Faustina en el 145 EC y tuvieron varios hijos a lo largo de los años. A pesar de que algunos de ellos murieron jóvenes, Aurelio aún tenía todas las razones para creer que los dioses podrían sonreírle con buena fortuna.

Sin embargo, cuando concluyó la guerra con los partos, la tribu marcomana de Germania invadió las provincias romanas del Danubio en alianza con los sármatas persas. En el 167 EC, Aurelio se unió a Vero en el campo para hacer retroceder estas invasiones y restaurar el orden. Es posible, incluyo probable, que Aurelio fuera aconsejado en esta campaña por un el experimentado líder militar y cónsul Marco Nonio Macrino (m. c. 171 EC), cuya carrera temprana y estrecha relación con Aurelio inspiraron los aspectos del personaje de Máximo Décimo Meridio en la película Gladiador.

Marcus Aurelius Equestrian Statue
Estatua ecuestre de Marco Aurelio
Mark Cartwright (CC BY-NC-SA)

En el 169 EC Lucio Vero murió, probablemente de la plaga que sus tropas habrían traído a Roma desde la campaña, y Aurelio gobernó en solitario. Dedicaría la mayor parte de su reinado restante a campañas en Germania donde escribiría sus Meditaciones.

Las Meditaciones

Las Meditaciones de Marco Aurelio es su verdadero legado al mundo, superando con creces cualquier logro de su reinado, por notables que hayan sido. La obra es un diario privado de los pensamientos del emperador escrito para animarse a vivir la mejor vida posible. El erudito Gregory Hays comenta:

Las preguntas que las Meditaciones intenta resolver son principalmente metafísicas y éticas: ¿Por qué estamos aquí? ¿Cómo deberíamos de vivir nuestras vidas? ¿Cómo podemos asegurarnos de hacer lo correcto? ¿Cómo podemos protegernos del estrés y las presiones de la vida diaria? ¿Cómo deberíamos lidiar con el dolor y la desgracia? ¿Cómo podemos vivir sabiendo que algún día ya no existiremos? (xxiv - xxv)

Sin embargo, las Meditaciones están lejos de ser un tratado filosóficos; es el pensamiento de un hombre sobre la vida y la lucha por permanecer en paz sobre uno mismo en un mundo que amenaza constantemente la paz. La respuesta de Marco Aurelio al problema no es una respuesta, sino un curso de disciplina para negarse a sí mismo el lujo de la autolástima. De acuerdo con la visión estoica, todo lo que sucede en vida es natural, enfermedad o salud, satisfacción o decepción, alegría o tristeza, incluso la muerte, y es solo la interpretación propia de los eventos lo que puede perturbar a la persona. El logos, el cual controla todas las cosas, también controla el destino de uno pero, aun así, un ser humano todavía tiene la libertad de elegir como responder a las circunstancias. Hays elabora:

Según esta teoría, el hombre es como un perro atado a un carro en movimiento. Si el perro se niega a correr junto con él, será arrastrado por él, pero la elección sigue siendo suya: correr o ser arrastrado. (xix)

El universo, para Marco Aurelio y los estoicos, es bueno y solo tiene las mejores intenciones para la humanidad; es elección del individuo interpretar esas intenciones correctamente y encontrar paz o elegir aferrarse a las propias interpretaciones y sufrir. Marco Aurelio escribe:

Si es bueno para ti, oh universo, es bueno para mí. Tu
armonía es mía. El momento que elijas es el momento adecuado. Ni tarde ni temprano. Lo que trae conmigo el cambio de tus estaciones cae como fruta madura. Todas las cosas nacen de ti, existen en ti, vuelven a ti. (IV.23)

Aunque perdería hijos, amigos e incluso a su esposa, Marco Aurelio permaneció fiel a esta visión del mundo gobernado por una inteligencia natural y benigna que recorría todas las cosas, las unía todas juntas y las dispersaba en su momento. Por ende, no había concepto de tragedia en la filosofía de Marco Aurelio porque todo lo que sucedió fue un hecho natural y nada en la naturaleza podía ser interpretado como trágico. Escribe:

El miedo a la muerte es el miedo a lo que podemos experimentar: nada en absoluto o algo completamente nuevo. Pero si no experimentamos nada, no podemos sufrir nada malo. Y si nuestra experiencia cambia, entonces nuestra existencia cambia con ella, cambia, pero no cesa. (IV.58)

Muerte y Legado

Entre 170 - 180 EC, Marco Aurelio hizo campaña contra las tribus germánicas y visitó las provincias orientales de su imperio. En el 175 EC, su general Casio se rebeló en Siria, autoproclamándose emperador, antes de que fuera asesinado por un subordinado. Faustina acompañó a Marco Aurelio en las campañas entre 170 - 175 EC y fue con él a Siria, Egipto y Grecia. Ella murió en el invierno del 175 EC.

En el 178 EC, Marco Aurelio derrotó a las tribus germanas en el Danubio y se retiró a los cuarteles de invierno en Vindobona. Moriría ahí dos años después, en marzo del 180 EC y fue sucedido por Cómodo. Aunque trató de preparar a su hijo en la misma manera que Antonino Pío lo hizo, parece haberse dado cuenta que había fallado. La autoindulgencia y la crueldad de Cómodo marcaron un reinado que no podría haber sido más diferente al de su padre, y demostró ser cierta otra de las máximas de Marco Aurelio de sus Meditaciones IV.57: "Lo que no transmite luz crea su propia oscuridad".

Se desconoce que sucedió con las Meditaciones después de la muerte de Marco Aurelio, pero de alguna manera sobrevivieron y copias fueron hechas y preservadas. El texto es mencionado en el siglo IV EC por el orador Temistio (Hays, xliv) y en la Historia Augusta. No se hace más mención hasta el siglo X EC cuando el clérigo Aretas menciona haberlo copiado en una carta a un amigo.

La copia de Aretas puede ser la responsable de preservar las Meditaciones, que se cree que estuvo entre los libros rescatados de la librería de Constantinopla en el 1453 EC cuando la ciudad cayó en manos de los turcos otomanos. Estos libros fueron llevados a Occidente, donde fueron copiados y, para el 1559 EC, la primera edición impresa de la obra estaba disponible. Desde entonces se ha convertido en una fuente de inspiración para personas de todo el mundo que conocen a Marco Aurelio primero como filósofo y segundo como emperador; que es probablemente como el propio Marco Aurelio lo hubiera deseado.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Martin Guzman
Ingeniero en Tecnologías de la Información. Interesado, en temas históricos pero con preferencia a la historia militar. Busca compartir el interés de estos temas y hacerlo llegar a una mayor cantidad de personas.

Sobre el autor

Joshua J. Mark
Escritor independiente y antiguo profesor de filosofía a tiempo parcial en el Marist College de Nueva York, Joshua J. Mark vivió en Grecia y Alemania y viajó por Egipto. Ha enseñado historia, escritura, literatura y filosofía a nivel universitario.

Cita este trabajo

Estilo APA

Mark, J. J. (2018, marzo 26). Marco Aurelio [Marcus Aurelius]. (M. Guzman, Traductor). World History Encyclopedia. Recuperado de https://www.worldhistory.org/trans/es/1-1029/marco-aurelio/

Estilo Chicago

Mark, Joshua J.. "Marco Aurelio." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. Última modificación marzo 26, 2018. https://www.worldhistory.org/trans/es/1-1029/marco-aurelio/.

Estilo MLA

Mark, Joshua J.. "Marco Aurelio." Traducido por Martin Guzman. World History Encyclopedia. World History Encyclopedia, 26 mar 2018. Web. 28 oct 2021.